Castilla y León se 'relaja' en la cuesta de enero

Foto: Europa Press

Dos de cada tres personas optan por intentar ahorrar durante el resto del año para que este periodo no afecte a su economía.

El índice de preocupación de los castellanoleoneses ante la cuesta de enero ha descendido en más de un 23 por ciento respecto a 2015, en concreto un 45,6 por ciento de los hogares limitó su gasto en diciembre por temor a este periodo de gastos, frente al 69,2% que lo hizo en 2015, la mayor bajada a nivel nacional.

 

Así consta en un estudio realizado por el comparador Rastreator.com, donde figura que los gastos que se concentran en la cuesta de enero son la quinta preocupación financiera de los castellanoleoneses (14,6 por ciento), por detrás de la energía (59,2), la vivienda (54,4), la comida (45,6) y la vuelta al cole (16,5 por ciento).

 

Comprar en las rebajas, comparar artículos e intentar ahorrar durante todo el año de forma constante para afrontar mejor este mes, entre las medidas más populares para hacer frente a la cuesta de enero.

 

En esta misma línea, el 56,3 por ciento cree que esta cuesta de enero será menos dura que la del año anterior, aunque aún hay un 43,7 por ciento que considera que será peor. Asimismo, un 86,4 por ciento aprovecha el periodo de rebajas para realizar las compras necesarias con el fin de ahorrar y un 81,5 por ciento recurre a la comparación antes de decantarse por adquirir un artículo determinado.

 

Además, dos de cada tres optan por intentar ahorrar durante el resto del año para que este periodo no afecte a su economía. Otras de las medidas tomadas por los ciudadanos de Castilla y León son utilizar la paga extra de diciembre para hacer frente a estos gastos (51,5 por ciento) o reducir las actividades de ocio y tiempo libre (48,5 por ciento). Aun así, casi tres de cada diez encuestados (27 por ciento) no consiguen hacer frente a este temido periodo.

 

Las mujeres de entre 45 y 54 años son las que sienten en mayor medida que la cuesta de enero es un momento difícil de afrontar. Es por ello que este grupo recurre más al periodo de rebajas, compara los artículos y reduce sus actividades de ocio y tiempo libre con el fin de hacer frente a los gastos de inicio de año. En el lado contrario, los jóvenes de entre 25 y 34 años son los menos preocupados por este periodo de gastos.

 

En cuanto a la distribución geográfica, los castellanomanchegos son los que más preocupación sienten (68,2 por ciento) y quienes más limitaron su gasto en diciembre por temor a los gastos de este mes. Además, murcianos (64,1 por ciento) y canarios (63 por ciento) muestran también mayor intranquilidad que el resto del país. En el lado opuesto, la población de Navarra es la menos preocupada (34,6 por ciento) y la que menos ha limitado su gasto en el mes previo, junto con Aragón y Asturias.