Castilla y León se 'construye' un puente festivo y tres fines de semana largos para 2015

La decisión de la Junta de trasladar a lunes Todos los Santos y de hacer festivo el día 7 de diciembre, junto con la fiesta de la Comunidad y la elección del Jueves Santo como festivo propician varios 'puentes' para el año que viene, fundamentalmente, ligados al turismo.

La publicación oficial del calendario de festivos de 2015 este viernes ha llevado a la práctica algo de lo que se hablaba hace dos años, la eliminación de los grandes puentes festivos. La reivindicación, lanzada en su día por la patronal, no se llevó a efecto en 2014 (que tampoco tenía un calendario propicio) pero sí de cara al año que viene, cuando por primera vez se evitan los grandes puentes festivos tan frecuentes en otras épocas. Eso sí, no se ha conseguido del todo, y Castilla y León ha 'construído', al menos, un puente para diciembre, dos posibles en enero y abril y un fin de semana de cuatro días en Semana Santa con el trasfondo del turismo.

 

Según el calendario oficial de festivos nacionales, no habrá ni uno solo de los denominados puentes, ese día laborable colocado entre festivos que se convertía también en día sin trabajo. Esta práctica generaba, según los empresarios, importantes pérdidas económicas por la reducción de horas de trabajo, el parón de las industrias y la pérdida de competitividad. Así que para 2015 se ha erradicado en la medida de lo posible la posibilidad de 'fagocitar' un laborable rodeándolo de festivos.

 

 

Para ello se ha recurrido a una de las recomendaciones, que es colocar los festivos en viernes o lunes para evitar los puentes. El calendario ha sido propicio porque casi no requería cambios. El 1 de mayo cae en viernes, el 12 de octubre en lunes, el día de Navidad (25 de diciembre) es viernes; y el 15 de agosto cae en sábado. El resto de festivos nacionales eran inamovibles: 1 de enero, 6 de enero (Reyes), 3 de abril (Viernes Santo) y 8 de diciembre (La Inmaculada). Así que las únicas opciones de puente están en el 2 y el 5 de enero, época vacacional escolar, y el 7 de diciembre, entre el día 6 de diciembre (Constitución) y el 8 de diciembre (Inmaculada).

 

 

CASTILLA Y LEÓN HACE 'PUENTES'

 

Esta es una de las pocas alternativas para hacer un puente y el caso es que muchas comunidades han optado por aprovecharlo. La Junta anunció cuando dio a conocer su calendario de festivos que pasaría la fiesta de la Constitución al día 7, lunes, que se une al festivo de La Inmaculada, el día 8; el resultado es un fin de semana de cuatro días. La justificación está en que este es, tradicionalmente, uno de los puentes turísticos más importantes y la fecha es muy propicia para el sector hostelero. Como Castilla y León, otras nueve comunidades han hecho esta jugada. Es un 'puente' a medias, ya que el día 7 no es festivo nacional, pero sí regional.

 

La otra posibilidad de puente, este sí de verdad, sería la del día 24 de abril. El 23 es festivo por ser el Día de la Comunidad, cae en jueves y propiciaría un puente para el viernes. Este afectaría solo a Castilla y León y a Aragón, las únicas comunidades que tienen fijada esa fecha para su fiesta.

 

Además, la Junta ha hecho otro cambio, que es el del día de Todos los Santos. Como el próximo año 2015 el día 1 de noviembre cae en domingo, se ha decidido trasladar la fiesta al lunes; el resultado, fin de semana de tres días.

 

Además, hay que apuntar el día 2 de abril, Jueves Santo, festivo en todas las comunidades salvo Cataluña y Valencia y que se une al día 3 de abril, Viernes Santo, festivo nacional; el resultado, un fin de semana de cuatro días. Este está justificado también por la afluencia turística, masiva en Castilla y León para disfrutar de las celebraciones de la Semana Santa.