Castilla y León registró 73 brotes epidémicos en 2012, casi la mitad transmitidos por agua y alimentos

Son doce más que en 2011. Valladolid fue la provincia con mayor número de brotes, mientras que Segovia registró la tasa más elevada de afectados.

La Consejería de Sanidad de la Junta notificó el pasado año 2012 un total de 73 brotes epidémicos, cifra superior a la del año 2011, que se situó en 59 brotes, según se recoge en el informe sobre los brotes epidémicos del año 2012 en Castilla y León.

  

Como en años anteriores, los brotes epidémicos más frecuentes fueron los transmitidos por agua y alimentos, que representan casi la mitad de los mismos (49,3 por ciento); Valladolid ha sido la provincia con mayor número de brotes, con diez, seguida de Ávila, con seis, y León, con otros seis brotes.

  

Paralelamente, Segovia fue la provincia que registró la tasa más elevada de afectados, con 75 casos; además, en el 52,8 por ciento de los brotes declarados, el consumo de alimentos se realizó fuera del ámbito familiar, y con mayor frecuencia en restaurantes y bares, aunque le sigue muy de cerca el consumo realizado en los hogares, con el 47,2 por ciento de los brotes.

  

Los alimentos más frecuentemente implicados en estos brotes fueron los preparados con huevos o productos derivados del huevo, incluida la mayonesa, con doce brotes que afectaron a 92 personas; la salmonella fue el microorganismo más aislado entre los 111 afectados y 29 ingresos hospitalarios que causó.

  

Asimismo, en el informe al que ha tenido acceso Europa Press se observa una clara estacionalidad en la distribución temporal de los brotes, al ser  los procesos más elevados durante los meses de verano (junio, julio y agosto), y se constata que el 68,7 por ciento de estos brotes ocasionados por la salmonella, se produjeron en el ámbito doméstico.

  

La población más afectada por brotes de gastroenteritis aguda de origen no alimentario fue el colectivo de las personas mayores ingresadas en residencias de ancianos, con seis brotes y 343 afectados, en donde Zamora destaca por encima del resto puesto que cinco de ellos se detectaron allí.

  

Además, a lo largo del año 2012 se notificaron 30 brotes epidémicos al margen de los mencionados anteriormente de origen alimentario y las gastroenteritis agudas no alimentarias; destacan en este punto los 953 casos de parotiditis registrados en la región, los 206 de gripe, los 81 de varicela, los 18 de tuberculosis, los 26 de conjuntivitis vírica y  enfermedades todas de declaración obligatoria por parte de los facultativos.