Castilla y León registra 12.783 contratos de emprendedores desde que se puso en marcha hace 3 años

Randstad ha realizado un análisis del Contrato de Trabajo Indefinido de Apoyo a los Emprendedores que revela que en Castilla y León se han realizado 12.783 contratos de este tipo desde que se puso en marcha a raíz de la Reforma Laboral aprobada en 2012 y que recientemente cumplió tres años.

Este tipo de contrato tiene por objetivo fomentar la contratación por parte de pymes, que representan más del 98 por ciento del total del tejido productivo nacional.

Valladolid, León y Burgos son las tres provincias que más contratos de este tipo han registrado con 3.005, 2.130 y 2.107, respectivamente. Por el otro lado, Soria (669) y Segovia (703) son las que menos contrataciones de este tipo han experimentado.

A nivel nacional, Randstad detecta que en los últimos 12 meses (febrero 2014-febrero 2015) el número de contratos de emprendedores realizados por las empresas españolas ha crecido por encima del 17 por ciento. En términos absolutos se trata del mejor año desde su implantación, con más de 98.000 contratos registrados.

Castilla y León, representa el 4,7 por ciento del total de los contratos a emprendedores

El acceso al mercado laboral del profesional a través del contrato de emprendedores varía en función de la región en la que se sitúa. De esta manera, Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas que mayores porcentajes sobre el total de contratos registran, ya que entre ambas acumulan más del 50 por ciento del total.

Le siguen la Comunidad Valenciana, que ha registrado más de 19.400 desde 2012 (7,1 por ciento del total); Canarias, con 17.800 (6,5 por ciento); y Andalucía, con 16.650 (5,8 por ciento).

En el caso de Castilla y León, los contratos realizados de apoyo a los emprendedores registrados en esta región suponen el 4,7 por ciento del total de los realizados a nivel nacional.

En el lado opuesto se sitúan comunidades como La Rioja, Navarra, Cantabria o Extremadura, todas ellas por debajo de los 3.500 contratos registrados.

Otro de los factores que influye a la hora de firmar este tipo de contrato está relacionado con la edad de los profesionales. En el caso de Castilla y León, los jóvenes menores de 30 años son el colectivo que más se ha beneficiado del contrato de emprendedores, con más de 4.853 beneficiados. El siguiente grupo por volumen de contratos generados es el de los profesionales de entre 30 y 45 años, seguido de los mayores de 45 años.

A nivel nacional, desde su puesta en marcha en febrero de 2012, más de 100.000 jóvenes, menores de 30 años, han accedido al empleo a partir del contrato de emprendedores.