Castilla y León, referente en la primera evaluación nacional de la estrategia en EPOC

La comunidad está a la cabeza del Sistema Nacional de Salud.

Castilla y León se encuentra a la cabeza del Sistema Nacional de Salud en la organización asistencial, la formación de profesionales y el apoyo a la investigación en relación con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Así lo confirma la primera evaluación de la Estrategia Nacional sobre esta patología, puesta en marcha en 2009 con el consenso entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, las comunidades autónomas, las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes.

 

La Estrategia incluye 6 líneas estratégicas, 7 objetivos generales y 35 objetivos específicos, con sus propuestas de acciones e indicadores de evaluación. Comprende aspectos como la prevención y detección precoz, la atención al paciente crónico, la atención del paciente con agudizaciones, los cuidados paliativos y la formación de los profesionales.

 

Para abordar estos aspectos se han establecido una serie de objetivos con sus indicadores de evaluación, obtenidos a fecha de diciembre de 2011 -evaluación al cabo de los dos años de implantación de la estrategia-. La evaluación permite comprobar el grado de consecución de los objetivos propuestos, establecer pautas adecuadas, conocer el progreso de cada comunidad autónoma y comprobar la eficacia de la Estrategia.

 

Dado que la EPOC es una enfermedad crónica y progresiva -se caracteriza por la obstrucción crónica de las vías respiratorias, debida principalmente al humo del tabaco, su detección en estadios precoces, unido al abandono del tabaco, puede comportar un mejor pronóstico. En este sentido, potenciar la formación de los profesionales para la detección precoz y la atención de este problema de salud ha sido un objetivo incluido en los planes formativos de la Consejería de Sanidad.

 

Así, el análisis del trabajo llevado a cabo hasta el momento por las autonomías para mejorar la atención a los pacientes con EPOC revela que Castilla y León lidera, junto a Madrid, el esfuerzo en formación de profesionales médicos y de enfermería, con 112 actividades organizadas entre 2011 y junio de 2013, para un total de 3.093 asistentes y 994 horas. Además, Castilla y León es la única comunidad autónoma, según revela este análisis, que plantea actividades formativas con equipos multidisciplinares, con 23 acciones para 540 asistentes.

 

La Comunidad, líder en proyectos de investigación de esta patología

Otro apartado del análisis nacional sobre el abordaje de esta patología resalta que la Comunidad lidera la comparativa en cuanto a proyectos de investigación financiados directamente por la Consejería de Sanidad, con un total de ocho.

 

Como se sabe, el tabaco es la principal causa de EPOC -en Castilla y León están diagnosticados alrededor de 51.000 pacientes entre 40 y 79 años-, y en este aspecto la estrategia contempla acciones relacionadas con la disminución del hábito tabáquico y la prestación de ayuda a las personas para dejar de fumar. En Castilla y León se ofertan, desde 2004, programas para dejar de fumar en todos los centros de salud de la Comunidad (100 %), siendo superior al porcentaje del conjunto nacional (72 %).

 

Un objetivo fundamental en la atención del paciente con EPOC es el tratamiento de las agudizaciones de su enfermedad, de forma que esté basado en la mejor evidencia científica, sean las personas tratadas en su domicilio o en el nivel asistencial más apropiado. En Castilla y León, un grupo de profesionales han realizado el diseño de una ‘Guía asistencial sobre EPOC’ como herramienta para incluir en la historia clínica electrónica de Atención Primaria, así como para mejorar la calidad de la asistencia prestada, coordinando más eficazmente la atención entre los niveles asistenciales de Atención Primaria y Especializada.

 

Dentro de la línea estratégica dirigida a potenciar la continuidad asistencial como elemento clave para garantizar la calidad y la gestión compartida de procesos, en Castilla y león se ha incluido el objetivo de ‘gestión de cuidados al alta en pacientes posthospitalizados’. Desde 2010 se incluye el desarrollo de planes de cuidados personalizados en las siguientes 48 horas al alta de varios procesos clínicos, entre ellos la EPOC. Cuando un paciente con esta enfermedad es dado de alta, desde el servicio correspondiente se comunica al centro de salud, con el fin de que el paciente sea citado o visitado en su domicilio en las primeras 48 horas tras el alta.

 

Los resultados indican que el 90 % de los pacientes ingresados por EPOC son valorados antes de 48 horas por el equipo de Atención Primaria y disponen de un plan de cuidados personalizado. Otro aspecto importante es la educación sanitaria del paciente. Así, la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha un aula virtual para pacientes –disponible en el portal de salud www.saludcastillayleon.es– que permite resolver dudas, acceder a contenidos divulgativos elaborados por profesionales sanitarios y formular consultas.

 

Este aula –elaborada en colaboración con las sociedades científicas, los profesionales sanitarios y las asociaciones de pacientes de la Comunidad– trata de responder a las necesidades de información sobre salud y enfermedad de los ciudadanos; intercambiar conocimientos y experiencias entre pacientes, cuidadores y profesionales; impulsar un nuevo modelo de atención a los pacientes crónicos; promover el conocimiento de los derechos y deberes de los pacientes; y apoyar a los cuidadores. En este sentido, en el aula de pacientes se encuentra disponible un vídeo sobre el entrenamiento práctico en la utilización de aerosoles y medicamentos inhalados, terapia de uso habitual por parte de los pacientes con EPOC.