Castilla y León recibirá 56,99 millones de remanente del FLA de 2014 a través del Fondo de Facilidad Financiera

Cristóbal Montoro tras el Consejo de Ministros
Cataluña y C.Valenciana recibirán el 60% del remanente del FLA del año pasado: 4.505 millones entre ambas


MADRID/VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

Castilla y León recibirá 56,99 millones de euros correspondientes al remanente del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) del año 2014, a pesar de que esta comunidad no está adherida al mismo, sino que lo recibirá a través del Fondo de Facilidad Financiera, al que sí está suscrita.

Así se ha acordado este viernes en la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, en virtud de la cual la Generalitat de Cataluña y la de la Comunidad Valenciana recibirán casi el 60 por ciento del remanente del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de 2014, 7.889 millones de euros que no se distribuyeron y de los que ambas autonomías recibirán ahora 4.505.

Con esta decisión el Gobierno distribuye entre las comunidades que lo solicitan el fondo que estaba ya dotado y que finalmente no se usó.

Según ha explicado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, Cataluña recibirá 3.034 millones, por encima de los 2.600 que había solicitado la Generalitat. La Comunidad Valenciana obtendrá 1.471 millones, un traspaso que ya acordó el presidente autonómico, Ximo Puig, en una reciente entrevista con Montoro.

El remanente del año pasado se va a distribuir tanto entre comunidades adheridas al FLA como entre las del fondo de facilidad financiera. Entre las primeras, además de las dos mencionadas, se encuentran Murcia (recibirá 419,99 millones), Castilla-La Mancha (421,52) y Cantabria (91,16 millones).

A través del fondo de facilidad, recibirán dinero la Comunidad de Madrid (834,07 millones), Andalucía (614,47), Aragón (280,87), Extremadrua (280,67), Islas Baleares (163,59), Asturias (81,36), Galicia (62,8), Castilla y León (56,99), Canrias (48,09) y La Rioja (27,06 millones de euros).

CASI 185.000 MILLONES EN CUATRO AÑOS

El Gobierno ha aprovechado para hacer balance de los fondos repartidos a lo largo de la legislatura, 184.983,5 millones de euros entre comunidades y entidades locales distribuidos a través del plan de pago a proveedores, el fondo de liquidez, el fondo social, los fondos de facilidad financiera y otras medidas adicionales (líneas ICO, aplazamientos, etc).

El 70 por ciento de ese dinero ha sido para medidas de liquidez con las que financiar políticas sociales y 75.691 de esos millones han sido pagos directos a proveedores de comunidades autónomas, según las cifras de Hacienda y Administraciones Públicas.

Cataluña ha recibido el 28 por ciento del total de la legislatura, 52.962 millones de euros, seguida de la Generalitat Valenciana, con 41.323 millones; entre las dos absorben la mitad, el 50,9%.

Les siguen Andalucía (28.826,91 millones), Castilla-La Mancha (11.423,89 millones), Madrid (7.398,47), Baleares (7.231,9), Murcia (6.957,84), Canarias (5.186,86), Castilla y León (4.637,27), Galicia (3.036,67), Aragón (2.806,18), Asturias (2.346,66), Cantabria (2.042,86), Extremadura (2.028,42), La Rioja (602,13), Ceuta (82,12) y Navarra (1,16 millones). Sólo el País Vasco queda fuera de la lista.

El total distribuido entre comunidades asciende a 178.895 millones, a los que se suman otros 5.095 repartidos entre las corporaciones locales.

Montoro ha defendido el papel del Estado como "garante" final de que los ciudadanos reciben de las administraciones los servicios públicos fundamentales y ha recalcado que a eso se ha destinado esta cifra multimillonaria. Ha aprovechado también para recordar que estos mecanismos ahora no suponen ningún coste añadido a las comunidades, porque el tipo de interés es cero.