Castilla y León promueve en sus nueve Subdelegaciones una campaña abierta de recogida de alimentos

Los alimentos no perecederos recogidos se entregarán después a las organizaciones no gubernamentales que colaboran en cada provincia, que los repartirán entre las familias más necesitadas.

 

SEDES EN CASTILLA Y LEÓN

 

- Delegación del Gobierno de España en Castilla y León, donde se ubica también la Subdelegación del Gobierno en Valladolid. Calle Jesús Rivero Meneses, 1. VALLADOLID.

- Subdelegación del Gobierno en Ávila. Calle Hornos Caleros, 1. AVILA.

- Subdelegación del Gobierno en Burgos. Calle Vitoria, 34. BURGOS.

- Subdelegación del Gobierno en León. Plaza de la Inmaculada, 5. LEÓN.

- Subdelegación del Gobierno en Palencia. Avda. Casado del Alisal, 4. PALENCIA.

- Subdelegación del Gobierno en Salamanca. Gran Vía, 31. SALAMANCA.

- Subdelegación del Gobierno en Segovia. Plaza del Seminario, 1. SEGOVIA.

- Subdelegación del Gobierno en Soria. Calle Alfonso VIII, 2. SORIA.

- Subdelegación del Gobierno en Zamora. Plaza de la Constitución, 1. ZAMORA.

La Delegación del Gobierno de España en Castilla y León, ante la proximidad de las fiestas navideñas, ha puesto en marcha una nueva campaña de recogida de alimentos no perecederos con el fin de repartirlos, a través de las organizaciones no gubernamentales (ONGs) habituales, entre las personas más necesitadas de las nueve provincias de Castilla y León, sumándose así a otras iniciativas llevadas a cabo en diferentes ámbitos públicos y privadas.

 

Pueden colaborar todos los ciudadanos que lo deseen en una iniciativa, que se lleva a cabo entre los trabajadores de la Administración General del Estado (AGE) en la región, también está abierta a todos los ciudadanos de las nueve provincias que lo deseen y quieran depositar alimentos en las nueve Subdelegaciones del Gobierno de España (se adjuntan las direcciones postales en cada provincia) hasta el 20 de noviembre.

 

Los alimentos recogidos a partir del día 20 de diciembre en las nueve subdelegaciones se entregarán posteriormente a las organizaciones no gubernamentales que canalizan en cada provincia esta ayuda alimentaria, mediante sus redes de distribución, a las familias más necesitadas.