Castilla y León pierde 1.547 autónomos en el primer trimestre del año

El presidente de la Feacyl, Javier Cepedano, dice que "es necesario, ante este escenario de decrecimiento económico, la puesta en marcha de medidas políticas y financieras que posibiliten el acceso de los empresarios autónomos al crédito".

Castilla y León perdió 1.547 empresarios autónomos en el primer trimestre del año, un dato que analizaron con preocupación desde la Federación de autónomos de Castilla y León(Feacyl). Su presidente, Javier Cepedano, dice que "es necesario, ante este escenario de decrecimiento económico, la puesta en marcha de medidas políticas y financieras que posibiliten el acceso de los empresarios autónomos al crédito, así como la imperiosa necesidad de que se reduzca la presión fiscal".

 

El presidente de Feacyl también recuerda que de forma paralela "hay que prestar atención a los empresarios autónomos, generadores de empleo, y que siguen aguantando a duras penas, las consecuencias de esta grave crisis". Por ello, insiste en pedir el cumplimiento de la Ley de Morosidad.

 

Construcción (-904), reparación de vehículos (-240) y hostelería (-216) son los sectores que en el primer trimestre de 2013, perdieron un mayor número de afiliados al RETA. Al otro lado, en el de sectores que ganan empresarios autónomos están el de las actividades sanitarias y de servicios sociales (76), educación (63) y agricultura y ganadería (34).

 

Por provincias cabe destacar que fue León (-358) la que mayor número de autónomos perdió,seguida de Valladolid (-252), Burgos (-214), Zamora (-154), Segovia (-147), Salamanca (129), Ávila (-121), Palencia (-95) y Soria (-74). Todas las provincias rebajaron el ritmo de cierre de negocios salvo León, Salamanca y Segovia.