Castilla y León perdió 17.314 habitantes a lo largo de 2014

Turismo, turistas, personas en la calle con maletas

Castilla y León perdió a lo largo de 2014 un total de 17.314 habitantes, una caída del 0,69 por ciento, según los datos de población publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la población de la Castilla y León a 1 de enero de 2015 era de 2.478.376 habitantes, frente a los 2.495.689 contabilizados en la misma fecha de 2014, y es la segunda Comunidad que más residentes perdió a lo largo del pasado año, tan sólo por detrás de Asturias, con una caída del 0,87 por ciento.

En cuanto a la migración exterior, Castilla y León arrojó un saldo migratorio con el extranjero negativo, es decir, se marcharon desde la Comunidad 740 personas más que las que entraron. Asimismo, el saldo migratorio entre comunidades también fue negativo para Castilla y León, ya que se fueron de la región 6.542 personas más de las que llegaron para quedarse en este territorio.

Así, Castilla-La Mancha(-8.223), Castilla y León (-6.542) y Andalucía (-5.379) son las comunidades que presentan menores saldos migratorios entre regiones, mientras que en el extremo opuesto se encuentra Madrid, ya que llegaron a esta región procedentes de otras 15.038 personas más de las que se marcharon de ella.

En España, un total de 409.344 personas se marcharon el año pasado, cuando la emigración se ralentizó un 23,1 por ciento aunque el saldo final (salidas menos entradas) volvió a ser negativo y la población del país se redujo a 46.439.864 habitantes, 72.335 menos (un 0,16 por ciento) que al cierre de 2013.