Castilla y León, la única comunidad en la que cayeron las ventas del comercio minorista en noviembre

Las ventas del comercio al por menor cayeron un 0,3 por ciento en noviembre en comparación con el mismo mes de 2012 en Castilla y León, lo que la sitúa como la única comunidad autónoma con caída de las ventas.

Por su parte, Baleares (8,3 por ciento), La Rioja (5,6 por ciento) y Comunidad Foral de Navarra (5,2 por ciento), registraron los mayores aumentos.

 

En comparación con el mes anterior, las ventas del comercio al por menor cayeron un 4,5 por ciento en Castilla y León, también un comportamiento peor al del resto del país donde las ventas minoristas descendieron un 2,4 por ciento. En lo que va de año, este índice ha caído un 6,1 por ciento en la Región (-4,3 por ciento en España).

 

Descontado el efecto de las estaciones de servicio, las ventas del comercio al por menor aumentaron un 1,0 por ciento en términos interanuales (2,8 por ciento en España), con un descenso del 3,6 por ciento en comparación con el mes anterior (-2,5 por ciento en el resto del país).

 

Se da la circunstancia de que Castilla y León también presenta los mayores descensos en términos de empleo, con un -3,3 por ciento, seguida de Madrid (-2,8 por ciento) y de Galicia (-2,5 por ciento), con una variación nacional del -1,5 por ciento.

 

En este caso, el empleo en el comercio minorista disminuye en tasa anual en todas las comunidades autónomas, excepto en Canarias (1,9 por ciento), Baleares (1,4 por ciento) y Valencia (0,4 por ciento).

 

Sin embargo, en comparación con el mes anterior se registra un aumento del empleo del 0,2 por ciento, frente a un descenso del 0,1 por ciento en el resto del país. En lo que va de año, la empleabilidad del comercio al por menor ha caído un 3,1 por ciento en Castilla y León (-1,9 por ciento en España).

 

Al descontar las estaciones de servicio, el empleo ha caído un 3,3 por ciento en términos interanuales (-1,4 por ciento en España) con un aumento del 0,3 por ciento en comparación con el mes anterior (-0,1 por ciento en el resto del país).

 

A nivel nacional y una vez eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista subió un 1,9% en el penúltimo mes del año, frente al retroceso del 0,3% experimentado en octubre.

 

Por modos de distribución, todos incrementaron sus ventas en noviembre. El mayor repunte se lo anotaron las grandes superficies, que aumentaron sus ventas un 5,2%, seguidas de las grandes cadenas (+5,1%), las pequeñas cadenas (+2,7%) y las empresas unilocalizadas (+0,5%).

 

Por su parte, el empleo en el sector del comercio minorista disminuyó un 1,5% en el penúltimo mes del año, cuatro décimas por encima del tasa registrada en octubre, con retrocesos interanuales en todos los modos de distribución, especialmente en las pequeñas cadenas (-4,3%).

 

En tasa mensual (noviembre sobre octubre), las ventas del comercio minorista, corregida la estacionalidad y el efecto calendario, se incrementaron un 2%, frente al descenso mensual del 1,7% experimentado en octubre y el recorte del 0,3% del mismo mes de 2012.