Castilla y León es una de las cinco Comunidades en situación de natalidad "crítica"

Bebé, Carrito, Natalidad

Castilla y León es una de las cinco comunidades que están en situación de natalidad crítica, con un índice de fecundidad de a penas un hijo por mujer (1,17), según el Informe de Evolución de la Familia en España 2016.

De este modo, Castilla y León es una de las nueve comunidades que presentan un índice de fecundidad inferior a la media nacional que es de 1,32 hijos por mujer, lo que es IPF tacha de "muy escaso". Además, todas las comunidades están por debajo de la media de la Unión Europea que es de 1,57 hijos por mujer y España lleva 35 años por debajo del nivel de reemplazo generacional.

De hecho, según el estudio de IPF se necesitarían 260.000 nacimiento más de los que se producen en la actualidad en España para asegurar el reemplazo generacional.

Asimismo, en todas las comunidades autónomas la edad media de maternidad está por encima de la media de la Unión Europea, que es de 30,1 años. De hecho, España es el país de los 28 de la Unión Europea en el que se tiene los hijos más tarde, con una media de 31,7 años.

En este aspecto, Castilla y León también se encuentra entre las ocho regiones con una edad media de maternidad más elevada, ya que es de 32,4 años, lo que supone 2,3 años más que la media europea 0,6 años más que la media nacional (31,8 años).

Esta situación está provocando "un vaciamiento de los hogares", ya que, tal y como recoge el informe del Instituto de Política Familiar, en ninguna comunidad autónoma se llega a los tres miembros de media por hogar, ya que el promedio es de 2,51 miembros.

Nuevamente Castilla y León está entre las cinco comunidades con menor número de miembros por hogar y ocupa la segunda posición con 2,36 miembros por familia, tan sólo superada por Asturias, con 2,27 miembros.

Por otro lado, el estudio apunta a que el "déficit prolongado de natalidad", ya que España lleva desde 1980 con un índice de fecundidad menor del 2,1, está provocando una reducción de la población y un envejecimiento poblacional ya que 1 de cada 5 españoles es mayor de 65 años y ya hay 1,5 millones más de personas mayores que niños.

La tasa de nupcialidad se ha desplomado en todas las comunidades autónomas y Castilla y León, Extremadura y Canarias son las comunidades donde menos matrimonios se producen en relación a su población. En la comunidad castellanoleonesa se registra la tasa más baja de España con 3,01 matrimonios por cada 1.000 habitantes, frente a la media nacional que es de 3,45 matrimonios.

Las parejas se casan en Castilla y León cuando tienen unos 35,1 años, frente a la media nacional que es de 35,4 y es Canarias la Comunidad donde más tarde las parejas se casan, con 37,5 años, mientras que Extremadura es donde más pronto se casan, con 33,8 años..

En todas las comunidades autónomas los matrimonios civiles superan a los eclesiásticos al suponer el 67,6 por ciento, que en el caso de Castilla y León es más bajo, el 60,6 por ciento, de modo que seis de cada diez parejas se casan exclusivamente por lo civil. Cataluña es la comunidad con mayor número de matrimonios civiles, 5 de cada 6, mientras en el extremo opuesto se sitúa Extremadura, con el 51,7 por ciento.

Por otro lado, el informe del IPF pone de manifiesto que la natalidad extramatrimonial se ha cuadriplicado desde 1995 y supera la media europea que es del 39 por ciento y en España ya más de 181.000 niños nacen fuera del matrimonio, el 42,5 por ciento. En Castilla y León la natalidad extramatrimonial está en el 39,8 por ciento extramatrimonial.

Asimismo, este informe recoge que Castilla y León es la comunidad autónoma en la que menos rupturas matrimoniales se producen con una tasa del 1,76, frente a la media nacional que es de 2,28. Dos de cada tres rupturas matrimoniales se registran en Cataluña, Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana.