Castilla y León cuenta con 543 personas diagnosticadas con TEA "con una atención integral y con doble prestación"

La consejera Milagros Marcos ha destacado que la Comunidad trabaja en un modelo de asistencia integral con líneas específicas para el diagnóstico precoz de los Trastornos del Espectro Autista (TEA).

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Milagros Marcos, ha indicado que las 543 personas diagnosticadas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) por los profesionales de los servicios sociales en la Región cuentan en la actualidad con una atención integral y con doble prestación, lo que le diferencia de otras comunidades autónomas.

  

Antes de inaugurar en el IES Andrés Laguna de Segovia el III Encuentro Regional de Familias de Personas con Autismo, ha subrayado que la Comunidad trabaja en un modelo de asistencia integral con líneas específicas para el diagnóstico precoz del trastorno, lo que ha posibilitado incrementar el número de casos detectados y la atención desde una etapa más temprana.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, Marcos ha remarcado que en la actualidad la Junta trabaja de manera conjunta con diputaciones, ayuntamientos y tercer sector para otorgar a las personas discapacitadas la asistencia que necesitan.

  

Asimismo, y en el caso del autismo, ha reseñado la importancia de la coordinación entre los sistemas de atención social, sanitario y educativo para avanzar en la autonomía personal, el abordaje del problema y sobre todo la mejora de la vida de las personas con TEA.

  

La titular de Familia ha explicado  este sentido que la Junta trabaja en dos líneas. Por una parte, de la mano de la Federación de Autismo de Castilla y León, en la formación específica de los profesionales del sector asociativo y de servicios sociales en el tratamiento, lo que según los expertos es la mejor forma de atender a personas con este tipo de diversidad funcional.

  

Por otro lado, trabaja para potenciar las ayudas a quienes son diagnosticados con autismo. En la Comunidad, el sector asociativo recibe anualmente más de tres millones de euros para apoyo a las familias y para prestaciones directas, según ha recordado Marcos.

  

Al respecto, ha señalado que en la Región las personas con TEA perciben dos prestaciones al mismo tiempo, una para poder permanecer en un centro y otra para favorecer su autonomía personal, bien sea en un centro de día, a través de programas o mediante su desarrollo en centros ocupacionales de empleo. "Eso nos diferencia de otras comunidades autónomas", ha valorado la consejera.

 

LA EDUCACIÓN, UN RETO

  

Antes de comenzar el Encuentro, la presidente de Autismo Segovia, Segovia Guri, ha manifestado que entre los retos del colectivo figura la educación y ha apuntado la necesidad de que los niños con TEA acudan a centros ordinarios con personal especializado, de manera que convivan en un entono normalizado y puedan imitarlo.

  

Guri ha recalcado que las personas con autismo son como las demás, pero con una manera diferente de percibir la vida en los diversos grados que existen del autismo. Incluso, ha dicho, existen muchos con muy altos coeficientes intelectuales y en general todos ellos "tienen mucho que aportar". "Los niños, bien tratados, pueden llevar una vida normal", ha agregado Guri, quien ha subrayado que hay chavales con TEA que están en la universidad.

  

En referencia a este capítulo, la consejera ha hecho hincapié en que se ha cerrado un protocolo de coordinación intenso entre las áreas que llevan integrada la atención temprana --sanidad, educación y servicios sociales-- que mejora la colaboración con otros sectores para avanzar en esta vía.

  

Además, ha recordado que la Ley de Igualdad de Oportunidades de personas con discapacidad es integral y contempla tanto los servicios sociales como los educativos, de empleo, culturales o de ocio.

  

El III Encuentro Regional reúne este sábado a 150 personas, entre familiares, diagnosticados con autismo, ponentes y autoridades, y servirá para reflexionar en torno a la situación actual de esta diversidad funcional y como reivindicación para que quienes tienen TEA sean ciudadanos de pleno derecho.

  

Guri ha expresado que en la actualidad las asociaciones de autismo están más "arropadas" por las administraciones públicas, posiblemente por el incremento año a año de la incidencia del autismo, que según los últimos estudios llevados a cabo en Estados Unidos afecta a uno de cada 68 niños nacidos. "Las instituciones se han dado cuenta de que viene mucha gente con este trastorno y de que hay que hacer algo", ha dicho.