Castilla y León convocará las oposiciones de Educación en la segunda quincena de junio

Profesor, docente, música, educación.

Aprobadas 1.169 plazas de empleo público para este año de las que 957, el 81,9 por ciento, reforzarán los servicios esenciales-

La Junta de Castilla y León convocará las oposiciones de Educación en la segunda quincena de junio, según ha confirmado el portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, tras la reunión del Consejo de Gobierno que ha dado el visto bueno a la oferta pública de empleo para 2015 que consta de 1.169 plazas de las que 391 corresponden a Educación.


En el caso de las 411 plazas previstas para personal sanitario, la convocatoria tendrá lugar también ese año, aunque el portavoz ha aclarado que aún no se sabe la fecha prevista.

En el caso concreto de Educación la mayor parte de las 391 plazas que saldrán a concurso en la segunda quincena de junio (343) corresponden a alguna especialidad, con inglés (72), lengua castellana y literatura (56) y geografía e historia (55) a la cabeza, seguidas de matemáticas (35), orientación educativa (33), biología y geología (25), física y química, educación física y hostelería y turismo (15 en cada caso), francés (10) y análisis y química industrial y organización y procesos de mantenimiento de vehículos (6 en cada especialidad).

Otras 17 plazas serán para el cuerpo de profesores técnicos de FP (12 en la rama de cocina y pastelería y 5 en la de mantenimiento de vehículos) y otras 17 para el cuerpo de profesores de escuelas oficiales de idiomas (12 plazas para inglés y 5 para alemán) mientras que se han reservado 9 plazas para el cuerpo de profesores de música (5 de trompa y 4 de viola) y otras cinco para profesores de dibujo artístico y color.

De Santiago-Juárez ha aprovechado la ocasión para recordar que de las 1.169 plazas que conforman la Oferta de Empleo Público de la Junta para este año, el 81,9 por ciento del total (957), corresponden precisamente a las áreas de sanidad, educación y servicios sociales de modo que la convocatoria "no sólo reforzará estos servicios públicos esenciales sino que también permitirá intensificar la lucha contra el fraude y la protección del medio ambiente".

De los casi 1.200 puestos de trabajo que prevé cubrir el Gobierno de Castilla y León este año la mayor parte, en concreto 921, corresponden al turno libre y, por tanto, "incorporarán a la Junta a personas que en este momento no pertenecen a la Administración autonómica".

Las 248 plazas restantes son de promoción interna, es decir, dirigidas a empleados públicos con categoría de funcionario, laboral o estatutario que deseen mejorar sus condiciones laborales mediante un ascenso.

El portavoz ha recordado también que la oferta pública de empleo acordada este jueves supone agotar las posibilidades de cobertura de plazas previstas tanto en la normativa de la Comunidad como en la del Estado ya que los presupuestos de Castilla y León para 2015 permiten sumar nuevos efectivos a la plantilla para cubrir la mitad de las jubilaciones que se produzcan, en consonancia con la tasa de reposición del 50 por ciento autorizada por el Gobierno de España para determinados sectores.

"La mejora de la situación económica ha permitido que este porcentaje multiplique por cinco el 10 por ciento que estaba vigente en 2013 y 2014", ha significado De Santiago-Juárez quien ha indicado que otra novedad es que durante los dos últimos años únicamente afectó a sanidad y educación, "mientras que ahora también es de aplicación para suplir vacantes en ciertas áreas de la Administración General".

Esta Oferta Pública de Empleo es un "instrumento de planificación anual" que recoge las necesidades de personal de la Junta en función de las prioridades del Gobierno de Castilla y León y que pasan por "mantener la calidad de los servicios públicos esenciales".

Así, en el turno libre se hayan previsto 411 plazas de personal sanitario y 391 para docentes, a las que se añaden 105 de promoción interna para empleados públicos de carácter estatutario (especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria, enfermeros y trabajadores sociales) y otras 50 para auxiliares de enfermería, ayudantes técnicos educativos, psicólogos y cuidadores de servicios asistenciales, lo que da un total de 957.

El resto de puestos de acceso libre son fundamentalmente de funcionarios de la Administración General y Especial del área económico-financiera, "lo que hará posible una intensificación de la lucha contra el fraude fiscal, y algo similar ocurre con la promoción interna".

El portavoz ha asegurado también que esta Oferta de Empleo Público mantiene entre sus objetivos prioritarios la integración de las personas con discapacidad por lo que se reserva el 10 por ciento del total de plazas autorizadas para este colectivo.