Castilla y León considera que es "la menos afectada" por el 'céntimo sanitario' ya que "sólo" se aplicó diez meses

El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez

El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago Juárez, ha considerado que la Comunidad es "posiblemente la menos afectada" en España por la sentencia contra el 'céntimo sanitario' debido a que "sólo se aplicó durante diez meses".

Así se ha expresado el portavoz del Ejecutivo regional, que ha reprochado la "frivolidad" del PSOE al hablar de este asunto porque ha recordado que se trata de un impuesto establecido en España en 2002 que el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero mantuvo entre 2004 y 2012 "e incluso duplicó".

De Santiago Juárez ha defendido, antes de recalcar que la sentencia supone un "problema muy serio" para el Estado español, al que corresponde la mayor parte de loas 13.000 millones de euros en los que se cifra el ingreso generado por este impuesto, ha indicado que la sentencia afecta hasta el 31 de diciembre de 2012, pues el 1 de enero de 2013 se modificó este tributo para que los fondos obtenidos no fuesen finalistas dirigidos a la Sanidad, por lo que, a su juicio, "el céntimo sanitario dejó de ser sanitario".

En este sentido, ha explicado que la Junta de Castilla y León se limitó a acogerse a la opción que daba la normativa estatal sobre el impuesto, creado en 2002 por el Gobierno 'popular' de José María Aznar, para que las comunidades se acogieran al tramo autonómico del mismo. Por ello, ha incidido en que la castellanoleonesa fue "la última" en establecerlo, pues entró en vigor el 1 de marzo de 2013, mientras que otras como Madrid (2002), Galicia y Cataluña (2004) los introdujeron mucho antes.

De este modo, el portavoz ha interpretado que la sentencia afecta a la Junta en lo recaudado por el impuesto entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre de 2012. Durante los primeros minutos de su intervención ha insistido en decir que se aplicó durante nueve meses, aunque finalmente ha corregido su cálculo y se ha referido al total de diez.

Pero, en todo caso, ha aseverado que el impuesto sobre la venta de hidrocarburos conocido como céntimo sanitario --en Castilla y León supone un gravamen de 4,8 céntimos por litro de combustible-- quedó derogado como tal el 1 de enero de 2013 y se modificó para que fuera conforme a la normativa europea.

Pese a que, en los pasillos de las Cortes regionales, representantes del PSOE han calculado ya en unos 50 millones de euros la cantidad recaudada por el Gobierno de Castilla y León que estaría afectada por la sentencia, De Santiago Juárez no ha querido entrar en cifras, pues entiende que se debe "estudiar la retroactividad que puede tener" y, por ello, la Consejería de Hacienda podrá en su momento aportar las cantidades.

Sin embargo, ha reconocido que en Castilla y León se cuenta con el condicionante de que se trata de un tributo que ha sido "muy controvertido" y "se ha entendido mal".

A juicio del miembro del Ejecutivo regional ni el Estado español ni las comunidades autónomas obraron de mala fe al aplicar el impuesto, ya que se consideraba que era correcto, e incluso ha insistido en que tampoco cree que lo hiciera "ninguno de los gobiernos" que ha habido en España en ese período de diez años.
 

Noticias relacionadas