Castilla y León, Asturias, Galicia y Aragón diseñan una estrategia conjunta para combatir la crisis demográfica

Representantes de los cuatro gobiernos autonómicos pondrán en común las iniciativas que cada comunidad desarrolla en su ámbito y debatirán una declaración común para dar una respuesta conjunta a la pérdida de población y al envejecimiento.

Asturias, Galicia, Castilla y León y Aragón celebrarán este lunes en Oviedo el I Encuentro Interterritorial por el Cambio Demográfico con el objetivo de coordinar sus estrategias para dar una respuesta conjunta a la pérdida de población y al envejecimiento.

 

   Representantes de los cuatro gobiernos autonómicos pondrán en común las iniciativas que cada comunidad desarrolla en su ámbito y debatirán una declaración común para dar una respuesta conjunta a la pérdida de población y al envejecimiento.

 

   Según ha informado el Gobierno del Principado a través de una nota de prensa, esta cumbre es el resultado de los encuentros que desde la pasada primavera ha mantenido el consejero de Presidencia y Portavoz del Gobierno del Principado, Guillermo Martínez, con los responsables en materia demográfica de los ejecutivos de Castilla y León y Galicia. Una actividad que se extendió también a diferentes ámbitos europeos, como el Comité de las Regiones o la incorporación de Asturias a la Red Europea contra el Declive Demográfico, foro interregional en el que también participan Galicia, Castilla y León y Aragón.

 

   A esta cumbre demográfica de Oviedo acudirán los consejeros de Bienestar y Trabajo de Galicia, Beatriz Mato; el de Política Territorial e Interior de Aragón, Antonio Suárez Oriz, y el de Presidencia y Portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, así como el titular de Presidencia del Principado.

 

   Los ejecutivos de Asturias, Galicia, Castilla y León y Aragón han puesto las bases para dar un nuevo impulso a la estrategia de dinamización demográfica, con iniciativas conjuntas que frenen la pérdida de población y el envejecimiento y favorezcan la fijación de habitantes, con especial atención a las zonas rurales e industriales más afectadas por el éxodo de ciudadanos.

 

   La dinámica de la población de Aragón, Castilla y León, Galicia y Asturias viene marcada por dos factores: un negativo crecimiento natural y un acusado proceso de envejecimiento. No en vano las cuatro autonomías lideran la mayor proporción de personas mayores de 64 años de España.

 

   A ello se suma las consecuencias de la crisis económica, con el incremento de la emigración de españoles y una caída de la llegada de inmigrantes. Si las crisis económicas son coyunturales, el despoblamiento de amplias zonas del territorio y el envejecimiento es un problema estructural, que exige respuestas específicas, conjuntas y con una perspectiva en el tiempo amplia.

 

   Los ejecutivos de Asturias, Galicia, Castilla y León y Aragón cuentan con iniciativas individuales, que comparten problemas, análisis y, también, soluciones. Una situación que ha favorecido la búsqueda de espacios comunes para aunar esfuerzos y lograr que desde el Gobierno de España se tenga en cuenta en el desarrollo de sus políticas la singularidad demográfica de estos territorios.

 

   Asturias, Galicia, Castilla y León y Aragón apuestan también por abordar el declive demográfico con las regiones de otros países de la Unión Europea afectadas por el mismo problema.

 

   El pasado 4 de julio, el Comité de las Regiones aprobó un dictamen, al que varias comunidades españolas presentaron una enmienda para que el reparto de las ayudas y fondos de la UE en el nuevo marco presupuestario 2014-2020 tenga en cuenta las desventajas demográficas y geográficas de regiones como las cuatro que participarán en la cumbre de Oviedo.

 

   El artículo 174 del Tratado de la Unión Europea fija como objetivo de la política de cohesión económica, social y territorial favorecer a las zonas que presentan mayores dificultades orográficas y poblacionales para su desarrollo.

 

   El presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, se comprometió en mayo de 2012 a la puesta en marcha de una acción global que permitiese aportar soluciones al declive de población y envejecimiento de Asturias. Desde entonces, ha explicado el Principado, se ha iniciado la elaboración de una Agenda de la Población para realizar diagnósticos y aportar soluciones, se ha trasladado a la Junta General para abrir el debate en una comisión parlamentaria específica, y también se han desplegado contactos con otras comunidades españolas y regiones europeas afectadas por la crisis demográfica.