Casi medio centenar de nuevas notificaciones se suma al Registro de tumores infantiles de CyL, que alcanza los 143

Los cánceres notificados más frecuentes corresponden a leucemias (28%), neoplasias del sistema nervioso central y médula espinal (27%), linfomas (16%), neoplasias del sistema nervioso simpático (11%) y sarcomas de tejidos blandos (10%)

El Registro poblacional de tumores infantiles de Castilla y León ha acumulado casi medio centenar de nuevas notificaciones en el balance de su actividad de los últimos meses, de manera que ya suma 143 tumores incidentes diagnosticados y registrados desde el inicio de su labor, en noviembre de 2010.

 

   Los cánceres notificados más frecuentes, según informaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo autonómico, corresponden a leucemias (28 por ciento), neoplasias del sistema nervioso central y médula espinal (27 por ciento), linfomas (16 por ciento), neoplasias del sistema nervioso simpático (11 por ciento) y sarcomas de tejidos blandos (10 por ciento), con una tendencia semejante a la recogida en el ámbito nacional.

 

    La procedencia de pacientes infantiles con tumores sitúa a cinco en Ávila; Burgos, con 14; León, con 31; Palencia, con once; Salamanca, con 22; Segovia, con cuatro; Soria, con siete; Valladolid, con 37, y Zamora, con doce.

 

   En cuanto a sus características, el 56 por ciento (80 casos) son varones y el 44 por ciento, mujeres (63 casos) y el rango de edad, en el momento del diagnóstico, se sitúa entre los cuatro días y los 14 años y nueve meses, con una media de cinco años y ocho meses.

 

   Todos estos datos se han analizado en la Comisión Autonómica de Seguimiento y Valoración del Registro, que se ha reunido recientemente para estudiar el informe de situación actual y de funcionamiento en su último año de trabajo, así como para abordar nuevas vías de intervención como las referidas al cierre de notificaciones de años anteriores o el intercambio de información mutuo con el Registro Nacional de Tumores Infantiles.

 

   Asimismo, se ha abordado la continuación en la certificación de los profesionales implicados en este censo autonómico y la mejora del seguimiento en la evolución de los procesos oncológicos ya notificados e incorporados al Registro.