Casi 3.000 corredores desafían al frío de Valladolid en la Carrera Popular Don Bosco

Carrera popular Don Bosco. A.MINGUEZA
Ver album

Eduardo Ordax, de Solorunners, y Cristina García, de Bikila, consiguieron llevarse el triunfo en una prueba en la que la lluvia solo fue protagonista por su ausencia.

Probablemente no fuera el mejor día para disputar una prueba al aire libre por el frío y sobre todo por las continuas rachas de viento que azotaban Valladolid, pero los más de 2.700 corredores que se dieron cita en una nueva edición de la Carrera Popular Don Bosco que se celebra en Pajarillos no estaban dispuestos a rendirse tan fácilmente. Y es que el ambiente, lejos de congelarse, fue espectacular un año más en este clásico del running en la ciudad.

 

Bien hay que decir que finalmente fueron Eduardo Ordax, de Solorunners, y la palentina Cristina García, de Bikila, los que terminaron por llevarse el gato al agua, pero eso poco importaba. Se trataba de pasar una buena jornada dominicial en ese clima que consigue crearse cada vez que hay una de estas pruebas en Valladolid.

 

Sin duda, fue de gran ayuda que la lluvia no hiciera finalmente acto de presencia. Desafiando a las previsiones meteorológicas de estos días, el sol consiguió abrirse paso entre las nubes para poner las cosas un poco más fáciles a los corredores, pese al nombrado frío y viento que tuvieron que ser combatidos a base de bragas, mayas y calentadores, además de los clásicos caldos al terminar.

 

Protagonista fue también el campeón olímpico Fermín Cacho, el encargado de dar la salida ante los 2.700 participantes, una cifra que ronda la habitual de anteriores ediciones. El recorrido, no especialmente complicado, rondaba los nueve kilómetros de duración, lo que propició que fueran muchas las familias que se lanzaron a la aventura.