Casi 2.000 viajeros se suben al Tren Playero Valladolid-Santander en julio

El primer día hubo una avería en el viaje de ida, por la que se produjo un retraso de 87 minutos.

Valladolid tiene playa, pero no mar. Por ello, los que echan de menos los revolcones de las olas cuentan con la opción de acudir los fines de semana a Santander en el mítico Tren Playero, que inició su andadura en el pasado mes de julio, el cual cerró con un total de 1.854 viajeros.

 

Este cómodo medio de transporte, con parada en Palencia, ha acercado un verano más a los habitantes de ambas provincias el mar. Muchos optan por ir y volver en el mismo día, pero otros aprovechan y salen el sábado para volver el domingo.

 

Las cosas no empezaron bien esta temporada para el Tren Playero, que en su primer viaje, el 2 de julio, sufrió una avería por la que los pasajeros llegaron a su destino con 87 minutos de retraso. Renfe decidió indemnizar a los afectados devolviéndoles el importe íntegro de sus respectivos billetes.

 

Pero el inicio no fue prometedor en cuanto al número de usuarios, puesto que en el primer fin de semana tan solo se subieron al tren 251 pasajeros. Aunque después la cifra aumentó hasta llegar al del 16 y 17 de julio, cuando alcanzó los 477, el récord hasta el momento.

 

En general, han sido más los viajeros que han hecho el trayecto de vuelta (970), que el de ida (884). También destaca que el día en el que regresan más personas son los domingos (656), debido a que los sábados tan solo retornaron 314.

 

Lo normal es que en agosto haya más tráfico, puesto que es el mes más elegido por la gente para disfrutar de las vacaciones. En julio el Tren Playero se quedó a las puertas de llegar a los 2.000 usuarios, por lo que tiene un reto por delante antes de que llegue septiembre.

Noticias relacionadas