Carta del alcalde al líder de Izquierda Unida para aclararle que no ha puesto trabas al acceso a la información

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha remitido una carta al portavoz de IU, Manuel Saravia, en la que asegura que nunca se "se han puesto trabas al acceso a la información" sino que se ha "ejecutado lo estipulado en la normativa municipal".

   

Así ha respondido León de la Riva a la decisión de IU en el Ayuntamiento de trasladar documentación a un equipo jurídico con intención de presentar una demanda ante el Juzgado correspondiente para reclamar informaciones solicitadas al equipo de Gobierno y que, a su juicio, éste no aporta, sobre materias como el Presupuesto de 2013, Urbanismo, la Sociedad Alta Velocidad y Desarrollo Sostenible.

 

Ante esto, el alcalde ha remitido una misiva a Saravia en el que  manifiesta su disconformidad con las acusaciones del portavoz de la coalición al tiempo que ha explicado "punto por punto" las cinco cuestiones planteadas por IU.

 

Respecto a los presupuestos de 2013, el alcalde explica que se facilitó información detallada de las partidas de forma verbal por cada uno de los concejales del equipo de Gobierno en las siete comisiones convocadas, y recuerda que si las explicaciones dadas son insuficientes se puede solicitar "a la Alcaldía datos específicos de las partidas concretas".

 

"Atenderemos la petición siempre que sea posible, pues el contenido de ciertas partidas corresponde a proyectos a futuro, de los que no se puede hacer un desglose pormenorizado", ha señalado el alcalde, quien ha precisado además que los documentos de trabajo de los concejales sobre el presupuesto, elaborados por cada uno de ellos "no son documentos administrativos a los que deba tener acceso los grupos municipales".

 

A propósito de la petición formulada por IU sobre las quejas recibidas respecto al estado de los parques y jardines por zonas de la capital, el alcalde ha indicado que un listado de localización de quejas requeriría "una elaboración técnica, que no forma parte del ejercicio del derecho a la información de los concejales, pues este se plasma en acceder a resoluciones y datos que figuren en poder del Ayuntamiento, tal cual están, sin que se tengan que realizar ningún trabajo de preparación o estudio".

 

En lo concerniente a la demanda de un informe sobre los derechos adquiridos en suelo urbanizable dentro del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ahora en redacción, Javier León ha asegurado que en el contrato no existe ninguna obligación de preparar un documento específico que contemple los derechos en ese tipo de suelo.

 

"La revisión del PGOU genera un importante flujo de información, entre ella la referida a derechos adquiridos, pero ello no hace nacer el derecho de acceso a tales fuente del conocimiento en virtud del principio de trasparencia, sino solo a su resultado, que se formalizará en los documentos referidos", ha explicado el alcalde.

 

La solicitud de IU de conocer las cuentas de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad 2003 "no se puede responder y no por falta de transparencia, sino por falta de competencia", ya que esa petición debe dirigirse al presidente de la Sociedad, que no es una empresa municipal, y por tanto el Ayuntamiento -que participa con el 25 por ciento del capital- no está autorizado a dar traslado de información relativa a su estado económico y financiero.

 

Respecto al número de viviendas de la capital con valor catastral superior a los 400.000 y 500.000 euros, el alcalde ha recordado a Manuel Saravia que le remitió una carta dos días después de una petición en la que le dirigía al Catastro, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, ya que facilitar esa información el Ayuntamiento requeriría elaboración técnica.

 

"Todas estas aclaraciones demuestran que en caso alguno se han puesto trabas al acceso a la información, sino que, única y exclusivamente, se ha ejecutado lo estipulado y reglado en la normativa municipal, "concluye.