Carnero saca pecho en su primer año de Gobierno con el 81% de los compromisos cumplidos

El equipo de gobierno acompañó a su presidente durante el balance del primer año de la legislatura. A.MINGUEZA

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, dice que su equipo de Gobierno ha pretendido la creación de riqueza y el empleo, la atención a las personas y ayuntamientos, a través del diálogo y el consenso.


 

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha sacado pecho en el balance de su primer año en esta nueva legislatura al frente de la institución provincial. Carnero ha destacado que su equipo de Gobierno ha cumplido ya el 81 por ciento del programa electoral con el que se presentó a las elecciones.

 

En una rueda de prensa en Palacio Pimentel, Jesús Julio Carnero, asimismo, ha asegurado que han desarrollado once de los quince puntos del acuerdo programático firmado con Ciudadanos para permitir la gobernabilidad. En realidad, el presidente de la Diputación, dice que aún solo resta la reforma del Reglamento de la institución, ya que los otros tres puntos son condiciones suspensivas, si surgiera algún caso de corrupción o de naturaleza similar.

 

Carnero ha comparecido arropado por todo su equipo de Gobierno. “Un equipo joven, profundamente renovado e ilusionados, al que agradezco su esfuerzo, trabajo y dedicación”. El presidente también ha querido poner el acento “en el respeto al diálogo y al consenso” mantenido con el resto de grupos políticos.

 

Tanto es así, que Carnero ha recordado que se ha aprobado 53 mociones, lo que representa más de un 91 por ciento y de ellas, el 70 por ciento han salido adelante por unanimidad de todos los grupos políticos, algo que mejora las cifras del anterior mandato.

 

Como viene siendo habitual, Carnero ha desgranado sus cuatro ejes de actuación. Los tres primeros hacían referencia a qué hacer (desarrollo económico y empleo, personas, ayuntamientos) y el cuarto a cómo hacerlo (consenso y diálogo).

 

El presidente ha insistido en que la “gran prioridad” era el desarrollo económico y el empleo, con iniciativas como el Plan Impulso, reforzando en 2016 con dos millones de euros, el Plan de empleo para la Mujer Rural, o las nuevas líneas de ayuda para mayores de 45 años parados de larga duración y personas con capacidades diferentes.

 

“Garantizar la calidad de vida de las personas”, especialmente la de aquellas “personas frágiles, personas que viven en riesgo de exclusión social y nuestros mayores” es otros de los objetivos básicos de la labor de la Diputación en estos primeros doce meses, tal y como ha apuntado el presidente. Ha destacado el servicio de comida a domicilio para menores de familias en riesgo de exclusión, tanto en el periodo estival como en Navidad, las líneas de ayudas a refugiados; además de adelantar que se han puesto en marcha ayudas a madres jóvenes estudiantes, a las mujeres jóvenes emprendedoras con cargas familiares y a los hogares monoparentales.

 

Dice Carnero que su gestión ha “consolidado las políticas sociales” señalando  la aprobación de la carta de servicios de animación social y cultural para las personas mayores y el refuerzo de los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia, con 1.547 personas en ayuda a domicilio, 230 en comida a domicilio y 1.378 en teleasistencia.

 

Por último, el presidente de la Diputación se ha referido a la tercera “pata” con “el apoyo permanente a nuestros municipios para garantizar los servicios públicos de calidad”. Ha recordado la convocatoria bienal de Planees Provinciales 2016-2017, que se incrementó en más de un siete por ciento con 25 millones de euros, y que como novedad ofrece trato preferencial a las obras destinadas a mejorar el Ciclo Integral del Agua. No se ha olvidado Carnero del apoyo a municipios que han pasado por “momentos extraordinarios” como Cabezón con sus problemas de comunicación a raíz del derrumbe de su puente, o los daños producidos por tormentas en localidades como Alaejos, Castronuño y Villafranca de Duero.

 

Ha finalizado el presidente de la Diputación recordando la “salud financiera” de la institución con la reducción del endeudamiento durante este 2016 un 27,5%, terminando el año con una deuda prevista de 26 millones de euros. 

Noticias relacionadas