Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Carnero reitera su disposición a repetir como candidato del PP a la Diputación y augura mejoría económica

Jesús Julio Carnero, presidente de la Diputación Provincial de Valladolid.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha asegurado que si la situación económica "va como parece", durante el próximo mandato se podrán afrontar proyectos "de mayor envergadura", si bien ha advertido de que no se debería "perder la perspectiva" ya que con la crisis "los tiempos han cambiado para no volver".

 

Así lo ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha reiterado su disposición para que el Partido Popular le designe de nuevo como candidato a presidir la Institución que dirige desde junio de 2011.

 

En el caso de que siga en el cargo otros cuatro años, ha reflexionado que el próximo mandato la Diputación tendrá una situación de partida mejor que en 2011 y por ello cree posible que si la economía "va como parece" se puedan abordar determinados proyectos de mayor envergadura, como el del museo del Castillo de Fuensaldaña.

 

No obstante, ha advertido de que no se debe "perder la perspectiva" pues considera que los tiempos han cambiado "y para no volver" por lo que no se podrán llevar a cabo "grandísimos proyectos", sino actuaciones que incidan en el desarrollo económico y social de la provincia pero que no se excedan en el coste. "También era el criterio anteriormente, pero había más dinero que ahora no tenemos", ha matizado.

 

Sobre otro de los proyectos que se ejecutarán en el futuro inmediato, el denominado Meseta Sport, ha recalcado que la Diputación trabaja para "reorientar y redefinir" el proyecto del Meseta Ski que fue paralizado por los tribunales. Carnero ha subrayado que la Institución cumple así la sentencia y ha incidido en que "parte del proyecto" se puede mantener.

 

Sí que ha reconocido que le da cierta "rabia" ver el proyecto de pista de esquí sintética de Villavieja del Cerro en algunos medios nacionales como caso de mala gestión, pero ha recordado que era un "proyecto de provincia, que desde esta casa se acometía con el objetivo de mejorar el desarrollo económico y social de la zona sur y de Tordesillas".

 

En definitiva, ha augurado cuatro años en los que la Diputación partirá con una situación de "incipiente recuperación" y apoyada en políticas llevadas a cabo durante los años de crisis, como la reducción del nivel de endeudamiento, la estabilidad presupuestaria y la situación financiera "saneada".

 

EMPLEO, DEPURACIÓN Y ATENCIÓN SOCIAL

 

En ese ámbito, ha apuntado que si sigue en el Gobierno de la Institución los retos pasarán por "seguir atendiendo las necesidades del empleo", con la utilización de una herramienta como el Plan Impulso que permite "ayudar a los emprendedores y autónomos del medio rural". En segundo lugar, ha citado la necesidad de "dar respuesta integra" a "todos los problemas y vicisitudes" que puede plantear la depuración del agua y, en tercer lugar, mantener la atención a "los que más lo necesitan en el medio rural", como son las personas mayores, discapacitadas y jóvenes.

 

Y sobre el final de este mandato ha considerado que 2014 fue un año "muy positivo" para la Institución, ya que se ha podido cumplimentar "todo lo que se ha ido proponiendo en el presupuesto". También ha destacado especialmente la aprobación sin votos en contra de las cuentas para 2015 y el resultado de la primera convocatoria bienal de los planes provinciales.

 

"Ha sido un éxito de planificación por parte de los alcaldes y de agilización a la hora de ir realizando las distintas actuaciones", ha destacado Carnero, que ha reiterado que en el caso de que continúe al frente de la Diputación será una pauta a mantener con el fin de que se pueden agilizar mejor las actuaciones en función de las necesidades de los municipios.

 

LOS PLANES PROVINCIALES

 

El presidente de la Diputación ha recordado que en la decisión de unificar las convocatorias de 2014 y 2015 influyó la situación económica, pero también el hecho de facilitar la planificación de estos fondos que, ha recalcado, son "un santo y seña" de la Institución, pues tienen una "incidencia clarísima en la pervivencia de los municipios ya que garantizan una calidad de vida de los vecinos".

 

En este sentido, ha reconocido que en 2011 el equipo de Gobierno de la Diputación desconocía si podría convocar los Planes debido a la situación económica, pero se ha sacado adelante estos cuatro años y, además, ha subrayado, se han mejorado las condiciones de los mismos, para que los municipios tengan que cofinanciar menos.

 

Jesús Julio Carnero ha incidido en que la actuación de la Diputación es "esencial y fundamental" tanto para las infraestructuras como para los servicios sociales en los municipios y ha considerado que, gracias al trabajo de la Institución provincial y de los ayuntamientos "no se han perdido competencias" en los años de crisis económica.

 

El presidente ha manifestado que, en la actualidad, el debate sobre la existencia o no de las diputaciones provinciales "está superado desde el punto de vista estatal y autonómico" y ha considerado que tanto la Ley de Ordenación del Territorio como la reforma de Ley de Administración Local han "refrendado" el valor de las diputaciones.

 

En opinión de Jesús Julio Carnero, no teme que en las próximas Elecciones locales, autonómicas y regionales vayan a producirse grandes cambios y ha apostado por la necesidad de "gobiernos fuertes y estables" en España que puedan mantener un desarrollo económico y social para terminar de salir de la crisis. Esos gobiernos, en su opinión, "en ningún caso van a reabrir debates sobre la pervivencia diputaciones".

 

FINANCIACIÓN

 

El presidente de la Institución provincial ha insistido en marcar una reivindicación al Gobierno de España actual y al venidero, como es que "va siendo hora" de acometer una normativa sobre financiación local que dote a las entidades locales de forma "suficiente, adecuada e integral", pues sin ella los ayuntamientos y diputaciones han tenido que gestionar competencias que en principio no eran suyas sin la adecuada financiación.

 

En ese sentido, ha apuntado que la Junta ha dado "un paso importante" para la provisión de fondos a los municipios a través de la modificación de la Ley de Medidas de los presupuestos de 2015, que incluye un marco estable de cesión de tributos en favor de las entidades locales. "Esto va a aportar estabilidad para que municipios y diputaciones sepan los recursos con los que pueden contar", ha destacado.

 

Por ello, el dirigente de la Institución provincial ha querido ensalzar a los alcaldes de los municipios vallisoletanos, pues entiende que en estos cuatro años han "sabido estar a la altura de las circunstancias" y respetar que "muchas veces" la Diputación no les ha "podido dar respuesta". En definitiva, para Carnero ha sido "una gratísima sorpresa" encontrarse con la figura del alcalde que "mira por y para resolver los problemas de su municipio".