Carnero rechaza que las diputaciones sustituyan a municipios en prestación de servicios y reclama financiación

Defiende a los municipios y su labor para aplacar la conflictividad que surge en la convivencia, que no se puede cuantificar.

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha rechazado que las diputaciones sustituyan a municipios en la prestación de servicios, ha reclamado más financiación y la elección directa de diputados provinciales al tiempo que ha defendido a los municipios y su labor para aplacar la conflictividad que surgen en la convivencia en los pueblos, que considera que no se puede cuantificar.

 

Carnero se ha expresado así en el marco de los 'Desayunos de Santa Cruz', que ha abordado 'El papel de las diputaciones provinciales del siglo XXI', un debate en el que ha participado junto al catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Valladolid (UVA), José Carlos Laguna de Paz, que ha presentado el rector, Marcos Sacristán, y al que han asistido representantes de instituciones, empresas y sociedad castellanoleonesa, algunos de los cuales también han intervenido.

 

Jesús Julio Carnero ha hecho una reseña histórica de las diputaciones y se ha referido a la situación actual, en la que se pone de manifiesto la necesidad de una reforma administrativa "profunda", para lo que considera que debe haber el máximo consenso, al tiempo que ha defendido el municipalismo y la labor de las diputaciones en España, que considera "importante", más aún en Castilla y León y Valladolid.

 

A este respecto, ha recordado que más del 88 por ciento de los 2.248 municipios de la Comunidad tienen menos de 1.000 habitantes, lo que en Valladolid representa el 80 por ciento de 225. Además, ha incidido en que de más de 530.000 habitantes que hay en la provincia, el 42 por ciento vive en pueblos (unos 222.000) y el resto en la capital.

 

Carnero ha explicado la labor que lleva a cabo la Diputación, desde la promoción económica y turística de la provincia y la labor de asesoramiento a municipios hasta la atención a personas a través de políticas sociales.

 

Asimismo, cree que hay que evitar la "complejidad" de las administraciones y ha abogado por reforzar las diputaciones, algo en lo que considera que plantean tanto la Junta como el Estado.

 

De esta forma, cree que hay que abordar el nuevo papel que tienen que cumplir las diputaciones en la ordenación del territorio, fundamentalmente vinculado al asesoramiento, técnico y jurídico, de los municipios.

 

FINANCIACIÓN

 

Además, ha reclamado financiación suficiente porque considera que la local es la "hermana pobre del conjunto de las administraciones", ya que después de que se haya definido ya la financiación autonómica aún no se ha abordado una "financiación justa y adecuada" para los municipios.

 

Otra de las cuestiones que ha defendido Jesús Julio Carnero es la reforma del sistema electoral para que los diputados provinciales puedan elegirse de forma directa, no indirecta como ahora, y los ciudadanos puedan legitimar la acción de gobierno con sus votos. Sin embargo, el presidente de la Diputación de Palencia, José María Hernández, sin entrar en profundidad en este tema, ha dudado sobre la coveniencia de "cuestionar" la legitimidad cuando él, por ejemplo, es concejal en la capital y ha sido elegido.

 

Por otra parte, en el marco de las iniciativas para la ordenación del territorio que llevan a cabo la Junta y el Estado, se ha mostrado de acuerdo con el planteamiento del Gobierno autonómico, con una asociación voluntaria de municipios para prestación de servicios, sin embargo ha rechazado que el Ejecutivo central abra la puerta a que las diputaciones sustituyan a los municipios para esta cuestión.

 

A este respecto, ha añadido que el proyecto estatal, aunque está en una fase "más embrionaria" que el de la Junta, no delimita de forma clara las competencias de los municipios y las diputaciones y cree que se debe "ahondar" en este tema, "clarificar" estas competencias y no ir hacia procesos "eliminatorios". Asimismo, ha recordado que el proyecto estatal no contempla financiación, por lo que ha reclamado que estas "desviaciones" se vayan "corrigiendo".

 

El presidente de la Diputación ha insistido en que las diputaciones y los municipios de Castilla y León son necesarias y cree que de lo que se trata es de "racionalizar" los cometidos de las administraciones, ver cómo se hace y la manera de que no se "interfiera" entre unas y otras y ha puesto como ejemplo que en Galicia haya parroquias, lugares, aldeas y alcaldes pedáneos que luego van al concello.

 

En este marco, ha defendido la realidad que supone la provincia y los municipios y ha advertido de que si eso no fuera así habría que plantearse "cómo hacerlo" porque en cada pueblo hay que "abrir todos los días el grifo del agua y luego cerrarlo", algo que de lo que se encargan alcaldes y concejales, la mayoría de los cuales no cobran. A este respecto, ha asegurado que en los últimos informes indican que el 71 por ciento de los ayuntamientos de Valladolid (161 de 225) acabó 2011 con superávit.

 

Además, a su juicio, Carnero cree "muy importante" la labor de los alcaldes y concejales en las relaciones de vecindad y convivencia en los municipios, en los que surge una "conflictividad" que tratan de apaciguar los responsables municipales, algo que no se puede ni valorar.

 

Finalmente, ha incidido en que la provincia es un hecho "incuestionable" que se recoge en la Constitución, por lo que si se quiere eliminar habría que reformarla, pero además ha señalado que si el órgano de gobierno y administración que suponen las diputaciones desaparecieran, habría que "inventarse" otro ente. "Ojalá sigamos hablando de la existencia de los municipios porque es la idiosincrasia de Valladolid y de Castilla y León", ha añadido.

 

REFORMA NECESARIA

 

Tras la intervención de Carnero, el catedrático José Carlos Laguna ha hecho una reflexión sobre la reforma local y ha puesto de manifiesto que en España existen 17.000 entidades locales que considera que podrían reducirse y ha abogado por "rentabilizar" las diputaciones porque un tercio de su presupuesto se queda en el capítulo de personal.

 

Frente a este planteamiento, el presidente de la Diputación de Palencia ha aclarado que por ejemplo la Diputación de Burgos cuenta con centros asistenciales 24 horas y ha rechazado el "mito" del personal y el gasto corriente en contraprestación con "muchos servicios" que se prestan.

 

Por otro lado, el catedrático de Derecho Administrativo de la UVA ha abogado por la simplificación y racionalización de las administraciones locales porque considera que no se pueden justificar 17.000 entidades locales y ha puesto de manifiesto la necesidad de abordar la reforma municipal porque cree que los datos "demuestran" que la situación es "insostenible".

 

En este sentido, cree que hay que llevar a cabo una reforma "a fondo" que permita dejar los 2.248 municipios de la Comunidad en 100 o 150 --cifra que ha aclarado que ha pensado en el momento-- para "canalizar" la situación y tener capacidad, al tiempo que ha asegurado que para todo ello se necesita consenso político, pedagogía social para explicar que se trata de unir administraciones y no territorios, y una "férrea voluntad política".

 

Por su parte, el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, ha negado que las diputaciones sean la única forma de garantizar los servicios en el medio rural, para lo que ha puesto como ejemplo las comunidades uniprovinciales, al tiempo que ha recordado que la Diputación no cuenta con impuestos propios, mientras los ayuntamientos tienen que cobrarlos y luego ceder una parte las instituciones provinciales, las cuales considera que tienen una posición "más cómoda".

 

Asimismo, De la Riva ha indicado que es inviable mantener más de 8.000 municipios pero ni PP ni PSOE se atreven a llevar a cabo la reforma local, por lo que ha advertido de que o se lleva a cabo o "una vez más" será Bruselas quien la imponga.

Noticias relacionadas