Carnero inaugura el nuevo centro cultural de San Cebrián que lleva el nombre de 3 jóvenes fallecidos trágicamente

El presidente de la Diputación de Valladolid dice que el centro permitirá "dinamizar la vida social y cultural de la localidad, y convertirse en un lugar de encuentro y participación de los vecinos".

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, el delegado de la Junta, Pablo Trillo-Figueroa, ha inaugurado hoy el nuevo Centro Cultural de San Cebrián de Mazote que llevará el nombre de Héctor, Sonsoles y Javier en recuerdo de tres jóvenes de la localidad fallecidos en trágicas circunstancias.

  

Carnero ha destacado "la considerable mejora" que para el municipio supone esta nueva infraestructura cultural que va a permitir "dinamizar la vida social y cultural de la localidad, además de convertirse en lugar de encuentro y participación de todos los vecinos".

  

Además, ha señalado la importancia de que el nuevo centro lleve el nombre de Héctor, Sonsoles y Javier, "tres jóvenes fallecidos en trágicas circunstancias, en momentos diferentes", pero a los que los vecinos no quieren olvidar "en una muestra de cariño que honra a San Cebrián de Mazote, a sus vecinos y a su alcalde".

  

Por último, el presidente de la Diputación ha hecho mención expresa a que este nuevo equipamiento ha sido posible gracias a la colaboración entre distintas administraciones, ya que de los 226.611 euros invertidos en las tres fases, 139.770 euros han sido aportados por la Diputación, el Ayuntamiento ha aportado 35.263 euros y la Junta de Castilla y León los 51.578 euros restantes.

 

OBRA EN TRES FASES

  

El nuevo Centro Cultural Héctor, Sonsoles y Javier se ha desarrollado en tres fases. En la primera de ellas, se llevó a cabo la construcción de la cimentación del edificio completo, la estructura, las soleras y la cubierta del salón. Esta fase tuvo un coste de 115.227 euros, de los que 85.700 euros fueron aportados por la Diputación de Valladolid, fundamentalmente a través de Planes Provinciales, mientras el Ayuntamiento aportó los 29.527 euros restantes. Las obras finalizaron en julio de 2012.

  

La segunda fase supuso la construcción de la edificación anexa de servicios, así como la instalación de cuarto calderas. Su coste fue de 52.630 euros de los que 51.578 fueron aportados por la Junta de Castilla y León a través del Fondo de Cooperación Local, mientras el Ayuntamiento financiaba los 1.052 euros restantes.

  

Por último, la tercera fase ha consistido en el cerramiento total del salón con la construcción del muro de fachada este y de sus revestimientos interior y exterior, revestimiento de los muros exteriores y de los techos en el cuarto de instalaciones y porche, el solado del porche exterior y la colocación de las carpinterías no ejecutadas en fases anteriores en los muros norte, sur y este.