Carlos Villar: "Es un error que no haya un paraguas común de financiación para las cámaras provinciales"

Considera que la Junta de Castilla y León espera que las cámaras se unan en un acuerdo común y apuesta por un plazo de un año. Asegura en esta entrevista que está buscando alternativas al problema de la financiación con colaboración de empresas.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Carlos Villar, ha asegurado que considera "un error" que la Ley de Cámaras que próximamente se aprobará en el Senado deje a las comunidades autónomas la decisión sobre la financiación de las mismas sin establecer un "paraguas común".

  

En una entrevista concedida a Europa Press, el nuevo presidente de la Institución cameral ha explicado que su primer mes en el cargo -fue elegido el pasado 21 de enero- ha sido muy "intenso" y le ha servido para confirmar que la entidad está en buenas condiciones ya que "un grupo de personas ha hecho un trabajo muy bueno para que todo funcione".

  

Dentro de este primer mes se ha producido la aprobación en Comisión en el Congreso de los Diputados del texto de la Ley de Cámaras que, ha incluido varias enmiendas, que "no han variado" el contenido, a juicio de Villar, salvo en un aspecto de la representatividad.

  

En lo que considera "el detalle principal" como es la financiación sin poder contar con las cuotas camerales para "prestar más servicios y tener una mayor transparencia" ha considerado que "no se ha resuelto" el asunto, sino que "se va a traspasar a las comunidades autónomas", lo que ha considerado un error.

  

Para Villar, las cámaras "necesitan un paraguas común, jugar con las mismas reglas de juego", pero ha manifestado que teme que ahora existan comunidades "que crean más en la función de las cámaras y doten de esa financiación y habrá otras que no crean y que las hagan o desaparecer o que malvivan, o no puedan desempeñar su función".

  

En todo caso, no se ha pronunciado sobre la posibilidad de que en Castilla y León pudiera desaparecer alguna de las cámaras, si bien ha matizado que existe "mucha diferencia entre las cámaras, unas son inversoras y buscan nuevos proyectos y otras dan muy pocos servicios y al final los subcontratan".

  

A su juicio, la Junta de Castilla y León "valora el trabajo y los servicios" que prestan las Cámaras y "cree en la cercanía con las empresas" y ha aventurado que cree que a la Consejería de Economía le gustaría que las cámaras se "unieran" en este aspecto de la financiación para "llegar a una base común entre todas".

  

Aunque ha apuntado que actualmente apuesta por "ser cauto y ver cómo queda definitivamente la Ley", ha señalado que "en un plazo de un año" debería estar "un poco claro" cuál es el modelo de prestación que van a ofrecer las entidades camerales.

  

Carlos Villar asegura que ha vivido un primer mes "muy intenso" en el cargo, en el que le ha dado tiempo a ponerse "un poco al día" de la situación de la Cámara, que ha calificado de "buena" gracias sobre todo a que "hay un grupo de personas que están haciendo un trabajo muy bueno para que todo funcione".

  

El presidente de la Institución, que ya fue director del Departamento de Comercio Exterior entre 2008 y 2009, ha apuntado que uno de sus objetivos en el mandato será "amoldarla a los tiempos actuales" para no caer en la "comodidad" de centrarse en proyectos locales o en ofrecer cursos de formación o en llegar "a los mismos mercados de comercio exterior internacional"

  

Por ello, ha destacado que la Cámara apostará por proyectos de formación que "puedan aportar valor a los empresarios", como la Escuela de Ventas, sobre liderazgo de equipos o nuevos medios de financiación, profundizar en nuevos sectores "en puja" como el de "deporte y salud" y trabajar en proyectos europeos que se puedan desarrollar en ámbito local y regional.

 

"CAMINOS ALTERNATIVOS" PARA LA FINANCIACIÓN

  

Otro aspecto muy importante para Villar es la ayuda a las empresas en la búsqueda de financiación, ya que considera que aún no se percibe "a pie de calle" la "salida de la crisis" que apuntan las grandes cifras, pues los grandes bancos e incluso "los intermedios y pequeños" ya tienen acceso a la financiación, pero "sus departamentos de riesgo siguen con mucho miedo a la morosidad y con exigencias muy altas".

  

Por ese motivo, ha apuntado que la Cámara colaborará con las empresas para buscar "caminos alternativos para la financiación" como la compensación de deuda o recurrir al capital privado.

 

CAMBIO DE MENTALIDAD

  

Entre las consecuencias de la crisis en el sector empresarial, Carlos Villar ha destacado que se ha notado un "cambio de mentalidad hacia el emprendimiento" y ha insistido en que, si bien muchas de las aventuras empresariales que se inician son "negocietes en los que una persona se autoemplea para ganar un sueldo" supone una mejor opción que "quedarse en casa a la espera de que lleguen las oportunidades.

  

"Siempre que vendas un servicio o un producto, con cariño, aunque sea igual que tu competidor, es mejor que cualquier otra opción", ha reflexionado Villar, que ha reconocido que "quizás en uno de cada 100 ó 1.000 casos" se da un emprendedor "con grandes ideas, que convence a quien lo financia, genera valor, una empresa que puede crecer y contratar a más gente".

 

A todos ellos, ha destacado Carlos Villar, puede prestar apoyo la Institución cameral a través de distintos mecanismos como la oficina de iniciativas empresariales, la ventanilla única, los viveros de empresa en Valladolid capital y Medina del Campo con alquileres a "precios más que módicos". A partir de ahí, se pueden encontrar proyectos que ayuden al desarrollo de las ideas o a la financiación como Innocámaras o el acuerdo de internacionalización que recientemente se ha firmado con la Diputación provincial.

Noticias relacionadas