Carlos Villar cree en la propuesta del Ejecutivo, considerando que la 'tarifa plana' será bien recibida entre los empresarios

Carlos Villar, presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, durante su elección.

Carlos Villar, presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, considera que la "tarifa plana" anunciada por el Ejecutivo este martes será "bien acogida sobre todo entre las pymes y autónomos". 

El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Carlos Villar, ha asegurado que la 'tarifa plana' anunciada este martes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en las cotizaciones sociales de los trabajadores indefinidos que sean contratados por las empresas será "bien acogida", aunque ha advertido de que "la clave es que haya más actividad económica y más demanda".

 

El nuevo presidente de la Institución cameral ha considerado que, en su primera intervención en el Debate sobre el Estado de la Nación, el presidente del Gobierno "definió muy bien" la situación de España al señalar que se ha pasado de "hablar de amenaza a hablar de esperanza", aunque todavía ésta debe "convertirse en realidad".

 

Sobre la propuesta lanzada por el jefe del Ejecutivo destinada al fomento de la contratación indefinida, Villar ha considerado que será "bien acogida" por las empresas y "sobre todo las pymes y los autónomos".

 

En todo caso, ha advertido de que la clave para aumentar las contrataciones "no es que rebajen las cotizaciones sociales", sino que haya "más actividad económica, por lo tanto que los productos y servicios de las empresas tengan más demanda" y los empresarios tengan que contratar a más gente para atender ese consumo.

 

"Lo básico de futuro es que el PIB suba, que haya movimiento de la economía y necesites contratar. Si además hay ayudas para que salga más barato, dará menos miedo y crearás trabajos fijos y habrá menos contratos eventuales", ha reflexionado Villar.

 

Por ello, para Villar es destacable que, como señaló ayer Rajoy, "se ha pasado en dos años de hablar de amenaza a esperanza", si bien se tiene que convertir en "realidad".

 

Así, ha recordado que los empresarios y la sociedad está "expectante" ante la primavera en la que se podría producir un repunte económico, después de un trimestre final de 2013 "en el que hubo más consumo" y de estos dos primeros meses de 2014 que ha calificado de "algo más apáticos".