'Carletto': Un pacificador que no se cansa de ganar títulos

El carácter indómito y provocador llamaron al orden y Florentino Pérez decidió dar la batuta a 'Carletto', como así le llaman los más cercanos.

  

Doce años tuvieron que pasar para que el Real Madrid volviese a levantar la Liga de Campeones, su gran obsesión, el título por el que el conjunto blanco ha suspirado a lo largo de su historia, el que define y dibuja su intachable palmarés en el 'Viejo Continente'.

  

El director de orquesta en este triunfo es el italiano Carlo Ancelotti, que llegó a la capital de España con la obligación de convertirse en el 'pacificador'. El de Reggiolo, sin titubeos, pronto se ganó a la plantilla merengue tras tres temporadas con José Mourinho.

  

Las tres semifinales consecutivas no sirvieron para que el de Setúbal continuase en la capital de España. El carácter indómito y provocador llamaron al orden y Florentino Pérez decidió dar la batuta a 'Carletto', como así le llaman los más cercanos.

  

Un técnico con experiencia en Italia, donde coronó campeón de Europa a su AC Milan en dos ocasiones (2003 y 2007), además de dirigir en Inglaterra (Chelsea), Francia (PSG) y ahora, en España. Un 'todoterreno' que ha demostrado que se puede ganar sin levantar la voz, que la normalidad es lo que más le gusta al futbolista.

 

"Se nota mucho que fue jugador en su época y nos ayuda mucho en esa faceta. Siempre sabe cómo nos sentimos en cada situación", dijo Sergio Ramos recientemente, que tiene al italiano en un pedestal. También Cristiano, el ojito derecho, y Casillas, pese a su controvertida decisión de dejarle sin jugar la Liga.

  

El mostoleño, que pagó la decisión de la pasada temporada, ha disputado este curso Copa y 'Champions' habiendo conseguido los dos títulos. La suplencia en el campeonato regular no ha importado para que Casillas también reconozca a Ancelotti.

  

"Nos ha dado más compañerismo, más grupo. Está haciendo un trabajo muy profesional junto a su cuerpo técnico", dijo Iker cuatro días antes de la final. Otra muestra más del carácter conciliador del transalpino, un experto gestor de grupos que siempre ha acabado triunfando.

  

El primer título como entrenador lo consiguió en 2003 (sin contabilizar la Intertoto con la Juventus) en su temporada de estreno con el Milan. El técnico alzó la Copa de Italia, entorchado que abrió la puerta a su primera 'Champions', en mayo de ese mismo año.

  

Al calor de San Siro también levantó una Liga (2004), una Supercopa de Italia (2004) y dos de Europa (2003 y 2007), la segunda a consecuencia de una nueva 'Champions', en esta ocasión tras ganar al Liverpool (2-1) y tomarse la revancha de dos años antes.

  

En 2007 también logró el Mundialito de Clubes, con el Milan, y -a nivel local-- Ancelotti se proclamó campeón de Liga con el Chelsea (2010), de una Community Shield (2009) y de una FA Cup (2010). Como técnico del PSG consiguió el 'Championat' en 2013.