Cáritas, Cruz Roja y Federación de Bancos de Alimentos en Castilla y León, Premio Castilla y León de los Valores Humanos 2012

El jurado ha reconocido en esta candidatura conjunta sus dilatadas experiencias solidarias y el esfuerzo continuo en el ámbito de los servicios sociales en Castilla y León

La candidatura conjunta Cáritas Regional de Castilla y León, Cruz Roja Española en Castilla y Léon y Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León ha obtenido el Premio Castilla y León de los Valores Humanos en su edición correspondiente a 2012. El Jurado ha acordado, por unanimidad, conceder este galardón a la candidatura conjunta de Cáritas Regional de Castilla y León, Cruz Roja Española en Castilla y Léon y Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León por sus dilatadas experiencias solidarias y el esfuerzo continuo en el ámbito de los servicios sociales, tanto de forma individual como conjuntamente, para paliar los efectos que la actual situación económica está provocando en buena parte de nuestra sociedad.

 

Con sus más de 6.000 ramificaciones parroquiales y sus 68 delegaciones diocesanas o regionales, la organización Cáritas es un referente de la acción social y de la ayuda a los más desfavorecidos en España y en el mundo. Sustentada en un ideario cristiano y nutrida por un voluntariado que en Castilla y León alcanza los 4.700 socios, los 4.000 voluntarios y alrededor de los 12.200 donantes, Cáritas desarrolla una importante labor de apoyo e integración con grupos de personas en situación de precariedad o exclusión social. Su trabajo se extiende por aquellas capas sociales más desprotegidas, abogando por la dignidad inviolable de las personas y la total oposición a todas las formas de pobreza, opresión, injusticia y desigualdad social. En España, cerca de cien mil personas, pertenecientes a diferentes colectivos marginales o desfavorecidos, recibieron atención por parte de esta institución el año pasado. En las difíciles condiciones actuales, las casas de acogida y los comedores sociales de Cáritas se convierten en una esperanza cercana para quienes padecen dificultades. Sólo en Castilla y León, cada año, Cáritas atiende a unas 9.000 personas.

 

En el año en el que la Cruz Roja Internacional celebra el sesquicentenario de su creación, se hace cada vez más evidente la necesidad de organizaciones que han hecho de la solidaridad y la ayuda humanitaria su principal seña de identidad. Cruz Roja, a lo largo de su dilatada historia, ha estado allá donde la necesidad de cooperación, colaboración y ayuda se ha hecho patente. Desde la participación en conflictos bélicos hasta la creación de una red de primeros auxilios, Cruz Roja viene desarrollando una ingente labor humanitaria que la sitúa siempre cerca de las personas más vulnerables. Su plan de acción se materializa en actuaciones de carácter preventivo, asistencial, rehabilitador y de desarrollo, realizadas esencialmente a través de un voluntariado humano en constante crecimiento. En Castilla y León, desde su constitución en 1989, Cruz Roja cuenta con casi 85.000 socios y 15.000 voluntarios distribuidos por todas las provincias. Con su apoyo, muchas familias en dificultades, niños, personas mayores, sin empleo o en riesgo de exclusión social están afrontando las adversas condiciones socioeconómicas a las que nos venimos enfrentando en los últimos años.

 

Las aproximadamente 100.000 personas que este año prevé atender el Banco de Alimentos de Castilla y León son un argumento incontestable para valorar la labor social y de ayuda humanitaria que presta esta institución, tanto en la Comunidad como en el resto de España. La Federación Castellano y Leonesa cuenta con diez delegaciones ubicadas, además de en Ponferrada, en cada una de las capitales de provincia, y su acción, cada vez más coordinada, palia en buena medida la situación de precariedad de muchas familias afectadas por la crisis económica. Creada en 2007, la Federación Castellano y Leonesa del Banco de Alimentos, que cuenta con la ayuda de 120 voluntarios, distribuyó el pasado año doce millones y medio de kilogramos de víveres entre las familias más necesitadas, dos tercios de las cuales eran familias españolas. Asimismo, el Banco de Alimentos colabora con 790 entidades para el reparto de alimentos que proceden de los excedentes de la Unión Europea.

 

El Jurado del Premio Castilla y León de los Valores Humanos ha estado compuesto por Jesús Fernández Rodríguez, presidente de la Asociación del Cáncer de Castilla y León y Premio Castilla y León 2011; Juan José Benito García, secretario Fundación Hombres Nuevos; Jesús Sanz Senovilla, delegado Federación Interfranciscana; José Luis Martín Alonso, delegado ABC Castilla y León; Florencio Carrera Castro, director Castilla y León Radio; y Luis Benéitez González como secretario del Jurado.

 

Los galardonados hasta el momento con el Premio Castilla y León de los Valores Humanos son: 2001, Monseñor Nicolás Castellanos; 2002, CERMI Castilla y León; 2003, Hermanos Franciscano de la Cruz Blanca; 2004, Hermandades de Donantes de Sangre de Castilla y León; 2005, Catalina Montes Mozo; 2006, Purificación Santamarta Bravo; 2007, Rafael del Río Sendino; 2008, Presentación López Vivar; 2009, Grupo de Rescate y Salvamento de Castilla y León; 2010, José María Martín Patino; y la Asociación Española Contra el Cáncer en Castilla y León en 2011.