Cantalapiedra reclama a la Junta y a AENA "sensatez, eficiencia y racionalidad" en su política aeroportuaria

Foto: BORIS GARCÍA

Aprueban una moción, con el apoyo del PSOE, en el que solicitan a AENA una ampliación en el horario del aeródromo de Villanubla y la agilización de la creación del Comité de Coordinación aeroporturia de Castilla y León. 

La concejal de Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra, ha reclamado “sensatez, racionalidad y eficiencia” a la Junta de Castilla y León y AENA en relación a las políticas aeroportuarias y a su apoyo al aeródromo de Villanubla para convertirlo en el referente de la región.

 

Así lo ha explicado hoy la edil durante la moción elevada al pleno, en el que se pide a AENA la agilización de los trámites para la constitución del Comité de Coordinación aeroportuaria de Castilla y León, donde se establezca “la racionalización del sistema de apoyos públicos a la red de aeropuertos regionales”.

 

La propuesta ha sido aprobada con el apoyo del grupo municipal socialista, cuyo presidente, Óscar Puente, ha recurrido a la “centralización buena” en este servicio público y con la abstención de Izquierda Unida, que ha pedido “un diálogo” con el resto de aeropuertos y no una decisión “unilateral” del Ayuntamiento de Valladolid.

 

 

La moción presentada por el grupo municipal popular recuerda que el aeropuerto de Valladolid, de obtener un apoyo regional y estatal, “aumentaría su oferta de servicios de transportes y se convertiría e un gran foco de riqueza para el  esto de la región”. Además, se explica que este incremento en el apoyo podría hacer que no existiera déficit por viajero, aunque IU ha asegurado que para que el aeródromo fuera rentable necesitaría un millón y medio de pasajeros al año.

 

La propuesta a la que ha dado luz verde el Ayuntamiento de Valladolid recoge una propuesta que se trasladará a AENA de ampliación de horario de funcionamiento. Cantalapiedra ha señalado que, al concentrar el 80% de los viajeros de toda la Comunidad, el aeropuerto de Valladolid debería contar en ese Comité de Coordinación con dos representantes; uno del Ayuntamiento y otro de la Diputación.

 

Asimismo, se exige que sea “únicamente el mercado y la demanda de los usuarios” los que determinen el lugar de operación de las compañías, eliminando cualquier otra razón puramente política. Por último, el grupo popular cree que toda esta serie de medidas podría hacer que la infraestructura de Villanubla podría convertirse “en el aeropuerto complementario que Madrid-Barajas lleva buscando desde hace décadas”.

 

Noticias relacionadas