Cantalapiedra pide al pequeño comercio que rompa con su "inmovilismo" para que "el pez grande no se coma al chico"

Mercedes Cantalapiedra.

La concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, se ha reunido este viernes con el presidente de la Federación de Comercio y Servicios de la ciudad (Fecosva), Javier Labarga, para pedirle la puesta en marcha de medidas que ayuden a romper con el "inmovilismo" del sector comercial.

De esta forma, Cantalapiedra ha insistido en recordar que las grandes superficies "apuestan por todo y a por todo", de manera que, si los negocios del centro no adoptan nuevas estrategias, "mueren".

 

Con estas palabras, la concejal ha respondido a las críticas de una parte de los comerciantes, centrados en los últimos días en mostrar su desacuerdo con la liberalización total de horarios que implica la mencionada declaración de Zona de Gran Afluencia Turística.

 

 "Como ya hemos dicho otras veces, esto tiene que verse como un impulso porque 500.000 personas visitan cada año Valladolid. En este sentido, a lo mejor tenemos que hacer algo para que la capital se venda como ciudad de comercio y no sólo de la cultura o de la gastronomía", ha opinado antes de añadir que, en cualquier caso, "esperando sentados a que los clientes entren en las tiendas no se soluciona el problema".

 

"No sé cuál es la solución perfecta, pero el comercio de proximidad tiene que reflexionar sobre el hecho de que hay que dar una vuelta de tuerca a la situación", ha insistido Mercedes Cantalapiedra.

 

Desde esta "esperanza en que los negocios pequeños no se hundan", la concejal ha asegurado que confía en poder sentarse próximamente con los comerciantes en la mesa correspondiente y crear ayudas que "promocionar verdaderamente" las compras en el centro.