Cantalapiedra introduce el concepto "tapa-rebujito" como opción para no subir el precio del pincho en la Feria de Día

La concejal de Cultura, Comercio y Turismo de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra, ha sugerido este viernes una "vuelta" al concepto "tapa-rebujito" frente al de "tapa-ribera" o "tapa-caña", con el objetivo de mantener en 2,5 euros el precio del pincho en la Feria de Día con bebida incluida y que los hosteleros no sufran pérdidas de beneficio.

Con estas palabras, la concejal respondía a la última petición del sector de la hostelería en la capital vallisoletana, en la que el colectivo ha pedido una revisión de la oferta después de siete años sin subir los precios.

 

"Somos conscientes de que son demasiados años", ha reconocido la edil tras detallar que ya ha hablado con los hosteleros sobre este asunto y que está "pendiente" de la asamblea que se celebrará al respecto la próxima semana.

 

"Ellos alegan, por ejemplo, que el precio de la cerveza ha subido mucho o que el IVA se ha incrementado de manera considerable", ha enumerado Cantalapiedra como muestra de los argumentos que se utilizan desde la hostelería para ilustrar los "gastos a mayores" que soportan desde hace varios meses.

 

En este contexto, la concejal ha insistido en asegurar que el pincho de la Feria surgió como "tapa-rebujito" ya que el primer año, además de ofrecer una caña o un refresco junto a los 'pinchos de la feria' por un precio unitario, se trató de promocionar dos productos basados en la mezcla de vino con refrescos, como el 'lorenzito' y el 'pucelito'.

 

Sin embargo, considera que con el paso del tiempo, "por agradar al cliente y como es lógico", la Feria de Día haya desembocado más en lo que ha denominado "tapa-Ribera" o "tapa-caña". "Como Ayuntamiento, les hemos dicho que no vamos a publicar unas bases donde aparezca una subida real del precio", ha resumido Mercedes Cantalapiedra antes de mencionar que, por otra parte, se ha hablado con los empresarios sobre la posibilidad de establecer un precio libre.

 

"Con un precio libre estoy convencida de que todos tirarían a la baja, porque con los jueves de tapas y los martes de las latas todos se adaptan a las circunstancias para vender", ha opinado la concejal. Finalmente, aunque Cantalapiedra también ha sugerido otras alternativas como apostar por el mismo precio de la comida que en el concurso provincial (1,8 euros por pincho y bebida aparte), ha subrayado que, "en cualquier caso", la decisión deberán tomarla los hosteleros.