Cantalapiedra considera que el pequeño comercio debería "denunciar el convenio" para poder abrir todos los festivos

La edil de Comercio responde al presidente Avadeco diciendo que la subvención para la remodelación del Mercado del Val es de cuatro millones y no de 400.000 euros, por lo que se pidió la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística.

La concejal de Cultura, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra, ha considerado que las asociaciones de comerciantes deberían haber "denunciado el convenio laboral provincial" para "regularizar la situación" de los trabajadores debido a que cree que sabían "desde el primer momento" de que se iban a dar pasos hacia la liberalización de horarios comerciales.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, la edil vallisoletana ha respondido al presidente de la Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco), Alejandro García Pellitero, para apuntar que la subvención europea para la remodelación del Mercado del Val, que llevó al Ayuntamiento a declarar zona de Gran Afluencia Turística al casco histórico de la capital, asciende a cuatro millones "y no a 400.000 euros", como ha señalado el representante del comercio.

  

Cantalapiedra ha recalcado que "los paganos" de las nuevas declaraciones de ZGAT en los centros comerciales Rio Shopping de Arroyo de la Encomienda y Vallsur, y en El Corte Inglés "realmente van a ser los pequeños comercios", por lo que les ha reclamado una reflexión sobre la negociación del convenio laboral provincial del sector.

  

"A lo mejor lo que tendrían que haber hecho era denunciar hace tiempo ese convenio que ellos mismos aprobaron para poder intentar regularizar la situación actual de los trabajadores respecto al pequeño comercio", ha añadido, ya que ha augurado que si la Junta autoriza las liberalizciones de apertura en domingos y festivos para Vallsur y Rio Shopping, los establecimientos de pequeño comercio que tienen tiendas en ellos tampoco van a poder abrir todos los días.

  

En cuanto a los sindicatos, ha valorado que haya un "punto de encuentro" con el Ayuntamiento para que se pueda definir una serie de domingos y festivos que sean de especial interés para el comercio por la llegada de visitantes a la ciudad. Pero, en todo caso, ha reclamado a Avadeco que reflexiona "muy bien" porque considera que son "los culpables" de que el convenio actual siga en vigor.

  

Cantalapiedra ha reiterado que el Ayuntamiento no ha tramitado la solicitud de Vallsur ni de El Corte Inglés, sino que ha trasladado los expedientes a la Junta, que aún "no se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para pedir ningún tipo de informe".

  

En este sentido, ha recordado a la Administración regional que hace unos meses emitió una resolución negativa para la solicitud de ZGAT para un centro comercial de Golmayo (Soria) y se ha preguntado si se aplicará la normativa igual en el resto de solicitudes tramitadas a finales de septiembre.

  

Tras advertir de que cree que "hay muchas presiones ahora mismo en juego", ha justificado la actuación del Consistorio con la solicitud este año para el casco histórico porque interpretaron que "era bueno empezar a abrir las puertas" porque cree "inminente" la liberalización total por parte de la Unión Europea y el Gobierno de España.

  

"Nosotros, como Ayuntamiento, estamos en el medio y esto es una evidencia, es inminente, por lo que vamos a adaptarnos poco a poco", ha añadido, antes de hablar de una "moratoria" de un año hasta septiembre de 2014 para avanzar en las conversaciones con comerciantes y trabajadores.

  

Por último, ha criticado que el presidente del  Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, "no se entera" porque en el Pleno celebrado ayer lunes recurrió a "dimes y diretes" y le ha preguntado si "apoya o está en contra" del 80 por ciento del comercio de Valladolid que se opone a la medida de liberalización horaria.