Cañete ironiza sobre su 'victoria' en la valoración del CIS, que no achaca a haber revelado que come yogures caducados

Miguel Arias Cañete
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha ironizado este viernes sobre su posición en el último barómetro del CIS publicado, en el que aparecía como el ministro mejor valorado, y ha explicado que no cree que la visión que los ciudadanos tienen de él se deba a sus declaraciones revelando que come yogures caducados.
MADRID, 08 (EUROPA PRESS)



En la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas publicado el pasado miércoles, Cañete aparecía como el miembro del Gobierno mejor valorado con una nota de 3,34 puntos, seguido del jefe de la Diplomacia, José Manuel Margallo (3,25) y de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (3,22).

Este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha confesado que para él supone "una novedad" esta posición porque durante su etapa anterior como ministro de Agricultura "estaba muy acostumbrado a estar al final de la tabla".

"Pero supongo que no será por los yogures", ha apuntado antes de defender que sus palabras sobre la ingesta de yogures caducados "se hicieron en un contexto de enorme rigor y seriedad" porque se tiran "muchos alimentos que, a lo mejor, están en perfecto estado".

SANTAMARÍA, POLÍTICOS PREOCUPADOS

En este contexto, la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reconocido que los políticos están preocupados por la baja valoración que los ciudadanos otorgan a la clase política. Además, ha explicado que España está atravesando un periodo "difícil" en el que la población "miran a los políticos y les piden soluciones".

A su juicio, frente a esta situación todos los políticos deben procurar hacer "muy bien" su trabajo y ha puesto como ejemplo el plan de reformas estructurales que está desarrollando el Ejecutivo de Mariano Rajoy "procurando mejorar todos los sectores de los que depende la economía y la creación de empleo".

Sáenz de Santamaría ha insistido en que existen elementos que indican que "podemos salir adelante" pero ha reiterado la necesidad de trabajar para "fortalecer" esta situación. Además, ha compartido la necesidad de un comportamiento "cada vez más ejemplar y transparente" que se fundamente en leyes pero también en comportamientos individuales.