Cañete asume que parte del electorado del PP le ha dado un "aviso serio" pero no da por muerto el bipartidismo

Cañete

Cree que el resultado es un "respaldo" al Gobierno y que la abstención es "recuperable" con pedagogía y haciendo "los cambios necesarios".

El candidato del PP en las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, considera que parte del electorado 'popular' le ha dado a su partido un "aviso serio" en las elecciones europeas pero ha confiado en que el PP sea capaz de volver a movilizarlo en las próximas generales, gracias también al crecimiento económico.


No obstante, el exministro 'popular' ha querido ser "muy prudente" antes de hablar de "sentencia de muerte del bipartidismo", recordando que en las elecciones europeas es más fácil que entren partidos pequeños, porque son unas elecciones de circunscripción única, y porque quienes quieren expresar "malestar" lo hacen sin temer "consecuencias políticas inmediatas" en la gobernabilidad de su municipio, su comunidad o su país, según ha dicho en declaraciones a Onda Cero Y 'Los Desayunos de TVE' recogidas por Europa Press.

Para el exministro, el resultado electoral es "ciertamente un respaldo" para el Gobierno, porque los 'populares' han ganado las elecciones tras dos años de tomar medidas muy difíciles, y ha recalcado que en Europa sólo la canciller alemana Angela Merkel ha ganado estando en el Gobierno. También lo ha hecho el primer ministro italiano, el líder del Partido Demócrata Mateo Renzi, pero Arias Cañete ha diferenciado su caso porque acaba de llegar al Gobierno.

Cañete ha reconocido que el PP esperaba "algún escaño más" en estas elecciones europeas y ha atribuido el resultado a que los 'populares' no han podido movilizar a todo su electorado porque una parte de éste "no ha entendido la necesidad de las medidas o no le han gustado las medidas duras" que ha tomado el Gobierno. En su opinión, "los españoles no han sido conscientes de lo que era estar al borde del rescate" y deberían "mirarse en el espejo griego" para ver lo que podría haber pasado.

Así, ha señalado que el Comité Ejecutivo Nacional del PP, que se reúne esta tarde, hará un análisis y tomará "todas las medidas" para que esa desafección no se produzca en las próximas generales. El candidato se ha ratificado en que el principal enemigo de los 'populares' ha sido la abstención.

NO HAN MOVILIZADO EN MADRID Y VALENCIA

Preguntado por las comunidades de Madrid y Valencia, donde el PP se ha dejado muchos votos, ha respondido en términos genéricos, diciendo que en los lugares donde más apoyo tenía el PP es donde no ha logrado movilizar a sus votantes porque es "donde tienen mayor descontento" con su "tipo de gestión" y no se han entendido o no han gustado las medidas.

No obstante, no cree que sean "pérdidas permanente", sino "recuperables", porque se han quedado en la abstención y no han votado a otros partidos, de manera que ha apostado por hacer "mucha pedagogía" y "los cambios necesarios para volver a recuperar ese electorado".

En todo caso, ha recalcado que aún queda un año y medio para las próximas elecciones generales y está convencido que, dado que la economía crece y se está creando empleo, las circunstancias serán entonces "muy distintas".

También ha valorado el resultado en Cataluña, avisando al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que tendrá que hacer un análisis muy riguroso de los resultados, porque ERC ha superado a CiU como primera fuera. "La gente prefiere el original a la copia", ha espetado.

DUDA DE LA EFICACIA DE PODEMOS EN LA EUROCÁMARA

Por otro lado, ha destacado la "fragmentación" del voto de izquierda, con un PSOE que "no ha sido capaz de capitalizar y encauzar ese descontento". Ante la entrada de Podemos en la Eurocámara, se ha mostrado convencido de que será un grupo "muy mediático", pero que "está por ver la efectividad de un grupo de cinco diputados" y su capacidad de sacar adelante iniciativas con consenso.

Respecto a los resultados en el conjunto de la UE, ha destacado que el auge de partidos eurófobos y de extrema izquierda y derecha va a ser un "cóctel molotov", de manera que socialdemócratas y 'populares' --y también liberales-- van a tener que llegar a acuerdos básicos, a pesar de toda la "confrontación" de la campaña.

Arias Cañete no ha querido dar consejos al PSOE sobre lo que tiene que hacer tras su derrota y tampoco ha dado pistas de si será propuesto como comisario europeo.

"No tengo nada claro que yo vaya a ser comisario", ha dicho, y ha recordado que lo primero es ver si el candidato del PPE a presidir la Comisión, Jean-Claude Juncker, es propuesto efectivamente para el puesto. Ahora hay que ver, ha dicho, si el candidato es él, o otro del PPE, y si "se respeta" el acuerdo de antes de las elecciones de que el presidente de la Comisión salga de la mayoría parlamentaria.