Cañete asegura que al Gobierno español "no le tiembla el pulso" ante las amenazas de Londres

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado este martes que al Gobierno español "no le tiembla el pulso" ante las amenazas del Gobierno británico por estar "amparado por la legalidad", ante la decisión "unilateral" de Gibraltar de lanzar al mar los "aberrantes" bloques de hormigón y cometer un delito medioambiental.



BARBATE (CÁDIZ), 13 (EUROPA PRESS)



En rueda de prensa una reunión en Barbate (Cádiz) con el sector pesquero para valorar los resultados de la negociación del nuevo protocolo de aplicación del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, Arias Cañete ha dicho que Reino Unido "tiene la responsabilidad de restablecer el orden jurídico alterado por una decisión unilateral de la colonia de Gibraltar".

Asimismo, ha anunciado que el Gobierno modificará la legislación medioambiental para establecer un cuadro de sanciones para la práctica del 'bunkering' en los barcos fondeados permanentemente dentro de la zona de especial conservación.

En este sentido, ha asegurado que la colonia de Gibraltar ha cometido un delito medioambiental "lanzando los bloques indiscriminadamente al medio marino", recordando la denuncia que se ha presentado al respecto ante el Fiscal de Medio Ambiente y ante la autoridades ambientales de la Unión Europea "porque se está afectando al mantenimiento de los fondos marinos y al normal desarrollo de la actividad pesquera, que siempre ha cumplido con la legalidad comunitaria y en aguas de soberanía española".

A su juicio, es el Gobierno británico es el que tiene "la responsabilidad de restablecer el orden jurídico alterado por la decisión unilateral de una colonia de Gibtraltar". "Si las colonias son un anacronismo en el siglo XXI, una colonia en el seno de la Unión Europea es inexplicable, y mucho mas que la potencia que ejerce el protectorado consienta esta situación contra los pescadores", ha añadido Cañete, que ha asegurado que "nunca hasta ahora ha habido problemas hasta la llegada de Picardo".

SEGUIRÁN LOS CONTROLES "PROPORCIONADOS" EN LA VERJA

En relación a los controles que se siguen efectuando en los accesos y salidas al Peñón, Arias Cañete ha manifestado que estos se seguirán practicando "dentro del orden establecido" y dentro de "la máxima legalidad".

Así, ha asegurado que continuarán los "proporcionados" controles en la verja "por ser frontera Shengen" y porque, además, Gibraltar es "una plataforma para el contrabando de tabaco". Por eso, ha defendido que el Gobierno está "muy tranquilo" ante "amenazas que no van a hacer temblar su firmeza porque está amparado por la legalidad y, además, el tratado de Utrecht no les concede aguas territoriales, así que el derecho internacional está de nuestro lado".

Por último, en relación a la tasa de 50 euros que el Gobierno estudia imponer en la verja, el ministro la ha considerado "razonable" en un contexto en el que Gibraltar, según ha reiterado, es "conocido por ser plataforma de contrabando de tabaco", añadiendo que los trabajadores no se verían afectados por la misma.