Campaña de la Junta contra el alcohol entre los 2.000 menores que participan en campamentos

'Tolerancia 0' hacia el consumo de alcohol; el objetivo es que sean ellos mismos quienes sensibilicen a otros jóvenes y que lo hagan en un ambiente lúdico.

 

'ESTRATEGIA: ALCOHOL Y MENORES'

 

La iniciativa, respaldada por el Consejo de la Juventud y Farcal, tiene su origen en la 'Estrategia sobre Alcohol y Menores', que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades presentó el pasado año como hoja de ruta de la Comunidad en las actuaciones de prevención temprana en el consumo de esta sustancia adictiva, cuyo abuso termina en la mayor parte de los casos en consumos combinados con otras sustancias, multiplicando los efectos perjudiciales sobre el organismo.

 

Ese documento alertaba de los consumos abusivos en corto espacio de tiempo y los consumos ligados a contextos de ocio o concentraciones juveniles, de ahí que la Consejería esté potenciando las acciones preventivas, especialmente en el ámbito de la familia, ya que si en buena medida el problema del consumo en menores está en la tolerancia de la familia, el problema también puede encontrar su solución en el ámbito familiar.

 

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades está actuando, en colaboración con las corporaciones locales y entidades del Tercer Sector, en programas de prevención en los que participan de forma anual aproximadamente 2.300 familias. Este año se desarrollarán actuaciones específicas en prevención de alcohol, que llegarán a más de 7.500 jóvenes, a más de 550 profesionales y a estudiantes de hostelería en el ámbito de la dispensación responsable de alcohol.

Un grupo de monitores juveniles, previamente formados, imparte talleres de prevención en el consumo de alcohol y otras drogas en una treintena de campamentos que se desarrollan este verano en la Comunidad.

 

Esta iniciativa, impulsada por primera vez por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, pretende trasladar a más de 2.000 menores de la Castilla y León, de entre 12 y 16 años, el mensaje de 'tolerancia 0' hacia el consumo de alcohol. El objetivo es que sean ellos mismos quienes sensibilicen a otros jóvenes y que lo hagan en un ambiente lúdico.

 

La Junta de Castilla y León ha iniciado este verano un programa específico en campamentos juveniles para prevenir el consumo de alcohol entre menores. Dieciocho monitores juveniles, previamente formados, imparten talleres de prevención en una treintena de campamentos de verano para trasladar entre los menores un mensaje de ‘tolerancia 0’ hacia el consumo de alcohol.

 

La clave de esta iniciativa está en que sean jóvenes quienes impartan los talleres y se aproveche el ambiente lúdico en el que se desarrollan estos campamentos juveniles, organizados por el Instituto de la Juventud, dentro del Programa 'Red Activa 2014', y cuatro asociaciones que conforman el Consejo de la Juventud (Asde Exploradores, Don Bosco, Cruz Roja y Movimiento Scout Católico), para informar, concienciar y sensibilizar a más de 2.000 menores, de entre 12 y 16 años, de los riesgos que supone iniciarse en el consumo de alcohol.

 

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se ha marcado el reto de informar y concienciar desde edades tempranas, las más vulnerables, de lo lesivo que resulta el consumo de alcohol para un organismo aún no formado y de hacer ver a los jóvenes que los botellones y los atracones de alcohol no son algo natural.

 

Y es que, según los datos de la última encuesta nacional en estudiantes de 14 a 18 años de Secundaria (Estudes), el 80 % de los jóvenes encuestados de Castilla y León consume alcohol. Este porcentaje llega al 90 % en el tramo de edad próximo a los 18 años y al 70 % en el tramo en torno a los 16 años. Esta encuesta, que se realiza en toda España, identifica a Castilla y León dentro del patrón medio nacional y ratifica que la sustancia adictiva más consumida por los jóvenes es el alcohol.

 

En la Comunidad se replican dos hábitos que se observan a nivel nacional: edad muy temprana de inicio del consumo -trece años y medio-, y percepción muy baja del riesgo para la salud. Por ejemplo, el 90 % de los jóvenes encuestados considera que el consumo habitual de tabaco es peligroso y solo el 40 % considera que el alcohol lo es si su consumo es habitual.

 

La encuesta alerta, además, de que el 25 % de los jóvenes que consume alcohol lo hace todos los fines de semana y especialmente con combinados de alta graduación alcohólica, así como de que el 39 % ha tenido algún episodio de borrachera.

 

Además, el 49 % de los que beben ha practicado el denominado 'binge drinking', es decir, un consumo abusivo de alcohol en un espacio de tiempo corto, dos horas. Por sexos, el consumo en jóvenes es prácticamente similar, aunque en los tramos de mayor edad hay una prevalencia de los chicos frente a las chicas.

 

Para tratar de modificar estas estadísticas, la Junta de Castilla y León ha decidido utilizar espacios de ocio compartidos y que sean jóvenes los encargados de transmitir conductas a otros jóvenes para evitar el consumo de alcohol y otras sustancias.

 

Esta comunicación entre iguales facilita que los menores se identifiquen con sus monitores, en la medida en que se rompen brechas generacionales, y que los mensajes contra ese consumo resulten más persuasivos, al utilizar un lenguaje común. Hablar entre iguales les ayuda a construir un pensamiento crítico hacia el consumo de alcohol y a cambiar la elevada tolerancia al consumo de este tipo de bebidas entre los menores.

 

Basados en juegos y dinámicas de grupo, estos talleres se han programado como actividades muy prácticas y participativas, donde los menores trabajan los conceptos desde un prisma lúdico. Así, participan en dinámicas que llevan por título 'al abordaje', 'la diana de los efectos sobre el alcohol', 'el trivial de las decisiones' o 'el gran juego de la oca'.

 

RESULTADOS DEL CURSO FORMATIVO DE LOS MONITORES
 

Todas estas actividades fueron ensayadas por los 18 monitores -pertenecientes a las asociaciones juveniles de Cruz Roja, Don Bosco, Movimiento Scout Católico y Scouts de Castilla y León- que participaron el pasado mes de julio en el curso de formación sobre 'Prevención en el consumo de alcohol y otras drogas', organizado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en colaboración con el Consejo de la Juventud y la Federación de Alcohólicos Rehabilitados de Castilla y León (Farcal), que se impartió en Palencia.

 

La formación recibida por parte de profesionales que conocen bien la problemática les capacitó para realizar estos talleres prácticos con menores. Prácticamente el 80 % de los monitores participantes en el curso aseguró que había ampliado conocimientos sobre aspectos relacionados con la prevención en el consumo de drogas que desconocía y un 90 % declaraba sentirse satisfecho o muy satisfecho con la participación en este curso.
 

En el 95 % de los casos, los participantes valoraron la buena organización del curso, así como la dimensión del grupo, la forma de impartir el curso o los temas abordados. Del mismo modo, destacaron como muy positivos la documentación y el material entregado, los contenidos del curso, su duración, la combinación ente teoría y práctica, y los medios técnicos utilizados.