Camisetas para establecimientos como forma de conseguir abonados

El club promociona la posibilidad de que los negocios de la ciudad se muestren como colaboradores al precio de 450 euros, de manera que obtendrán una camiseta enmarcada firmada por los jugadores y dos abonos.

La campaña de abonados sigue para el Cuatro Rayas con ritmo incasable. Son 1.653 los socios que por ahora han retirado su carné en las oficinas de Huerta del Rey, pero como el objetivo pasa por llegar a 2.000 se ha desvelado desde la directiva este miércoles una idea que llevaba gestándose desde el pasado mes de julio.

 

La novedad no es otra que tender la mano a los establecimientos de Valladolid, con la posibilidad de que se hagan colaboradores del club al precio de 450 euros. Dicho montante económico da derecho a una camiseta del club enmarcada y firmada por todos los jugadores y el entrenador, a una pegatina para colocar a la puerta del establecimiento y dos abonos de temporada.

 

“No nos cerramos a nadie. Bares, tiendas... Todo aquel que quiera puede hacer que su negocio sea parte de la familia del Balonmano Valladolid. De hecho, los socios que quieran también pueden pagar el precio y llevarse los dos abonos y la camiseta para su casa”, explicaba el vicepresidente Julio Vicente.

 

“Creemos que es una buena opción para seguir captando socios. La idea es que al menos entre 200 y 400 establecimientos se animen a la iniciativa”, continuó explicando. Y es que todavía quedan poco más de 160 abonados para superar la cantidad de 1.817 del año pasado.

 

“Aquellos que estén interesados en la promoción, ya saben dónde está el teléfono del club”, ha apuntillado el presidente Óscar Simón.

 

SIN SORPRESAS

 

El propio Simón aprovechó la comparecencia ante los medios para dejar patente que no habrá sorpresas en cuanto a llegadas se refiere. “No habrá más fichajes, ni aunque llegase prácticamente regalado. Ese poco dinero que supondría hace demasiada falta en el club”.

 

También quiso hablar del tema de la Supercopa celebrada hace pocos días en Huerta del Rey. “El 27 de este mes tenemos una reunión con Asobal, porque aunque todavía no tengamos cifras económicas de aquel día, no sabemos si hay beneficio o pérdidas”, continuó.

 

“Por lo visto teníamos información que no era la correcta. Pensábamos que iba a haber televisión, pero no pudo ser emitido, por lo visto. En cuanto sepamos las cifras, habrá que ver qué decisiones tomamos al respecto”, concluyó el presidente