Camino Juvenil Solidario canta por la libertad infantil en Valladolid

Una veintena de jóvenes de la citada asociación ha organizado un concierto en la tarde de este viernes en la Plaza de Portugalete, para reivindicar por el hambre, el paro y la esclavitud infantil. 

Esta asociación juvenil, abierta y no lucrativa, tiene por objeto hacer protagonistas y responsables a los más jóvenes en iniciativas solidarias. Aunque, Camino Juvenil Solidario tiene su origen en el Movimiento Cultural Cristiano, se termina desligando de su corte religioso. Actualmente se encuentran presentes en diferentes puntos de España y Venezuela.

 

En Valladolid llevan trabajando desde hace más de quince años y actualmente veintitrés son los jóvenes, entre 11 y 18 años, que participan en la asociación con el apoyo y acompañamiento de algunos adultos.

 

El hambre, el paro y la esclavitud han sido temas elegidos por los propios jóvenes de Camino Juvenil Solidario. Estos adolescentes piensan que, aunque en un principio son temas muy diversos, el paro no sería tan crítico si no hubiese niños explotados ocupando puestos laborales. A su vez, estos problemas sociales les han motivado a realizar iniciativas como, ‘Marcha por la Solidaridad 2014′, una iniciativa que nace hace tres años para sensibilizar a la sociedad de estos temas, candentes, para estos jóvenes.

 

Hoy, viernes 18, han organizado un ‘Concierto por la libertad′, en el cual ellos mismos han tocado y cantado cuatro canciones propias y han dado un discurso, en el cual se ha apelado a la indiferencia de la sociedad. Asimismo, ayer protagonizaron una ‘Bicicletada por la solidaridad′ que recorrió la ribera del Pisuerga en una ciclo-reivindicación de carácter abierto, familiar y juvenil.

 

Para mañana, sábado 19, partirán, con un campamento formado por la asociación, a Burgos para realizar actividades parecidas a las efectuadas estos días en la capital vallisoletana. De Burgos, su siguiente meta es Madrid, ciudad donde se unirán a más jóvenes de Camino Juvenil Solidario para realizar una marcha desde la Plaza Mayor hasta la Puerta de Sol, con las mismas reivindicaciones por bandera: el hambre, el paro y la esclavitud infantil.

 

Estos chavales han estudiado la actuación y figura de modelos de lucha por la libertad, como fueron el abogado, político y pensador hindú Mahatma Gandhi o el pastor estadounidense Martin Luther King. De ellos sacaron la idea de las marchas reivindicativas, idea que no dudaron en poner en práctica para su filosofía de actuación.

 

Sin embargo, no son las primeras iniciativas que estos jóvenes sacan adelante, durante el periodo lectivo han intentado dar a conocer y presentar la asociación Camino Juvenil Solidario, para reconstruir, a su juicio, un mundo de más libertades. Para ello han realizado varios flashmob (acciones de entretenimiento organizadas para cantar y  bailar en un lugar público de forma espontánea); sentadas a golpe de guitarra y pancarta; talleres de radio y teatro, entre otras actividades. Eso sí, motivadas, pensadas y protagonizadas por los más jóvenes que quieren ser partícipes de los problemas del mundo en el que vivimos.