Caminar 6.000 pasos al día reduce el riesgo de sufrir artrosis de rodilla

Un nuevo estudio demuestra que andar reduce el riesgo de limitación funcional asociado con la artrosis de rodilla.

De hecho, esta investigación, financiada por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos y publicada en 'Arthritis Care & Research', sugiere que caminar 6.000 pasos o más al día puede proteger a las personas con o en riesgo de artrosis de rodilla de desarrollar problemas de movilidad o dificultad al levantarse de una silla y subir escaleras.

 

Casi 27 millones de estadounidenses mayores de 25 años son diagnosticados con artrosis. Investigaciones anteriores informan de que la OA de rodilla es la principal causa de limitación funcional en los adultos mayores, dificultando acciones como caminar y subir escaleras. Según los datos de la Encuesta Nacional del Estado de Salud y el Examen de Nutrición (NHANES III) en Estados Unidos, el 80 por ciento de los pacientes con artrosis tiene algunas limitaciones de movimiento, con un 11 por ciento de los adultos con artrosis de rodilla que necesitan ayuda y asistencia para el cuidado personal.

 

Mientras que caminar es una actividad física diaria común para los adultos mayores, la evidencia médica informa de que dos tercios de los adultos estadounidenses con artrosis andan menos de 90 minutos cada semana. "Nuestro estudio examinó si caminar más equivale a una mejor movilidad y si es así, cuánto se debe andar todos los días para minimizar el riesgo de desarrollar problemas de movilidad en las personas con artrosis de la rodilla", explica Daniel White, del 'Sargent College' de la Universidad de Boston, en Massachusetts, Estados Unidos.

 

Para este trabajo, los investigadores midieron los pasos diarios que daban 1.788 personas con o en riesgo de artrosis de rodilla, que formaban parte del Estudio Multicéntrico sobre artritis. Las caminatas se midieron con un monitor durante más de siete días y la limitación funcional se evaluó dos años más tarde, definida como una velocidad de paseo lenta y una función física superior a 28 sobre 68 según el Índice de Artritis de las universidades Western Ontario y McMaster (WOMAC, por sus siglas en inglés), ambas en Canadá.

 

REDUCCIÓN EN LA INCIDENCIA DE LA LIMITACIÓN FUNCIONAL

 

Cada mil pasos adicionales que se anduvieron se asoció con una reducción de entre el 16 y el 18 por ciento en la incidencia de la limitación funcional dos años más tarde y andar menos de 6.000 pasos al día fue el mejor umbral para identificar a aquellos que desarrollaron limitación funcional. "Andar es una actividad barata y popular, pero aunque el objetivo es que se camine 10.000 pasos al día, nuestro estudio vio que dar sólo 6.000 pasos es importante para obtener beneficios", destaca White.

 

En este sentido, este investigador anima a las personas con o en riesgo de artrosis de rodilla a que caminen al menos 3.000 pasos o más cada día y progresen en última instancia a 6.000 pasos al día para reducir al mínimo el riesgo de desarrollar problemas de movilidad.