Camila Läckberg, "abrumada" por el éxito no tiene tiempo para escribir

La escritora posa con su ultimo libro. A.MINGUEZA

Desde que publicara 'La princesa de hielo', en 2002, Läckberg ha trabajado en ocho novelas más.

La escritora sueca Camila Läckberg ha reconocido sentirse abrumada por el éxito alcanzado por sus obras -cuenta con 15 millones de lectores en todo el mundo y más de diez millones de libros vendidos en 50 países- lo que ha provocado que el problema sea "sacar tiempo para escribir".

  

Desde que publicara 'La princesa de hielo', en 2002, Läckberg ha trabajado en ocho novelas más. En este tiempo, según ha aseverado en declaraciones recogidas por Europa Press, su forma de escribir "no ha cambiado", lo que sí lo ha hecho es encontrar tiempo para "sentarse y escribir".

  

"Enamorada" de la novela policíaca desde que descubrió 'Asesinato en el Nilo', de Agatha Christie, en la biblioteca de su padre, Läckberg ha manifestado que trabaja el misterio porque trata el dramatismo "de forma natural", lo que se puede ver en sus personajes, cuya principal característica es "no tener nada en especial".

  

Quizás por este motivo, por "no tener nada en especial", y por la ambientación, algo muy importante para esta autora escandinava, la respuesta del público ha sido positiva. La "identificación" con los personajes y con el ambiente, "que es un protagonista más y elemento que viste" la obra, es uno de los motivos, según le han trasladado en diversas ocasiones, una de ellas en España, por los que su obra tiene tantos seguidores.

  

Esta autora de 'Best seller' continental, recurre al pasado con el fin de contextualizar los motivos que llevan a acometer los asesinatos de sus novelas, y así, dar un valor "añadido" al texto, pues tiene la oportunidad de escribir sobre acontecimientos históricos. "Y esto es un atractivo para el lector", ha agregado.

  

Sobre las adaptaciones de novelas a la televisión, Camila Läckberg ha señalado que siempre es "difícil" para el literato, pues trasladar el contenido en papel a la pantalla puede suponer una pieza de "más" de doce horas, "y esto sería muy aburrido". Por ello, el novelista tiene que estar preparado para lo que ha denominado "matar a sus bebes", que es "perder texto y protagonistas" para llevar a cabo la filmación.

  

Finalmente, ha anunciado, durante la presentación de su última obra, 'El domador de leones', que ya trabaja en su décimo trabajo, cuyo título será 'La bruja', ambientada en la 'caza de brujas' sucedida durante el siglo XVI en los países escandinavos