Camela llena la plaza Mayor y la pone a bailar con su tecnorumba

Cientos de personas se congregaron en la Plaza Mayor gracias a la actuación del famoso grupo madrileño que surgió allá por los noventa y que sigue al pie del cañón en el panorama musical. 

Era difícil hacerse un hueco en la céntrica plaza vallisoletana, donde desde tempranas horas de la noche acudían los fieles al grupo para coger un buen sitio. Quienes llegaron tarde tuvieron que conformarse con divisar el concierto desde los alrededores, en las pantallas.

 

Y es que Dioni y  Ángeles, ahora solos, siguen levantando pasiones con su mezcla de tecno y rumba, con su labia para interactuar con el público y poniendo un toque dinámico con los giros de Dioni. Porque, quien más y quien menos, se sabe algún tema de Camela.

 

El concierto comenzó con fuerza, tanto por parte del grupo como por parte del público, que coreaba sus temas a pleno pulmón. Para aquellos que no son seguidores habituales, la actuación perdió fuelle hacia la mitad, donde se centraron más en temas no tan famosos, pero volvió a coger impulso hacia el final, donde temas como ‘Sueño contigo’o ‘Cuando zarpa el amor’ fueron los encargados de cerrar la actuación con un buen sabor de boca.

 

Tras la despedida final, Dioni volvió a salir al escenario para presentar a su primo Ketito, que comienza a hacer sus pinitos en el mundo de la música; y qué mejor para promocionarse que Camela le eche una mano y le ofrezca la oportunidad de cantarse un fandango en las fiestas de Valladolid, para poner el toque de flamenco a la noche.

 

Así, tras el pequeño pase familiar, Camela dejaba el escenario despidiéndose de un público fiel que disfrutó, a pesar de algún que otro problema de sonido, con el mítico grupo.