Cambio de ubicación de los radares que sancionan por saltarse un semáforo en Valladolid

Uno de los radares semafóricos, antes ubicado en la Avenida de Salamanca.

El Ayuntamiento de Valladolid reubica el denominado 'Foto-Rojo móvil' en la Avenida de Zamora, cruce con Camino Viejo de Simancas, sentido Paseo de Zorrilla 

LOS 'FOTO-ROJO' DE VALLADOLID

 

En el momento actual hay instalados en la ciudad de Valladolid siete dispositivos Foto-Rojo fijos, que registran y detectan infracciones de paso de semáforos en rojo mediante un sistema de cámaras y detección mediante espiras, en las siguientes ubicaciones:

 

·       Calle Don Sancho, cruce con la calle Merced.

 

·       Plaza del Poniente, con la plaza de la Rinconada.

 

·       Avenida de Salamanca, cruce con la Avenida de José Luis Arrese.

 

·       Paseo de Zorrilla, cruce con el paseo del Hospital Militar.

 

·       Carretera de Fuensaldaña, cruce con la Subida a La Fuente El Sol.

 

·       Paseo Juan Carlos I, cruce con la calle Mariano Miguel López.

 

·       Carretera de Soria, próximo al Paseo Juan Carlos I.

A partir del lunes, 6 de junio, el Foto-Rojo móvil del Ayuntamiento vigilará que los conductores respetan el semáforo en la Avenida de Zamora, cruce con Camino Viejo de Simancas, en dirección hacia Paseo de Zorrilla.

 

En el núcleo urbano los accidentes más frecuentes vienen provocados por la infracción en el límite de velocidad y por el incumplimiento de lo establecido por las señales de tráfico; la más habitual es la desobediencia a la obligación de parar ante la luz roja emitida por un semáforo, y precisamente este tipo de infracción es la que más daños suele causar sobre las personas y los vehículos implicados, al traducirse en colisiones frontolaterales.

 

El objetivo de la instalación de dispositivos que detectan a los vehículos que no respetan la luz roja del semáforo es reducir la siniestralidad mediante dispositivos de control de tráfico que permitan la detección de las infracciones de semáforo en rojo, sin perjudicar a los conductores que respetan las normas establecidas, a la vez que se modifica el comportamiento de los conductores de forma que incida en la mejora tanto de la movilidad general como de la seguridad vial en particular.

 

El Ayuntamiento dispone de un dispositivo Foto-Rojo móvil que registra y detecta las infracciones de paso de semáforos en rojo mediante cámaras y sin necesidad de espiras, dado que utiliza tecnología de procesamiento y análisis de imágenes.

 

El equipo es portátil, y se puede instalar sobre diversos tipos de soportes, de modo que es capaz de detectar las infracciones de la gran mayoría de cruces regulados de la ciudad. El equipo requiere una pequeña preinstalación para adaptar los soportes y las comunicaciones, que en el momento actual se encuentra habilitada en las siguientes ubicaciones: Calle Manzana, Plaza de Colón, cruce con la calle Estación y Avenida de Zamora, cruce con el camino Viejo de Simancas.

 

El Foto-Rojo móvil se compone de un sistema integrado y compacto que integra dentro de una única carcasa una cámara OCR, una cámara de grabación en color, electrónica, iluminadores Ir e Interface Ethernet para las comunicaciones. La infracción se documenta mediante el envío de dos imágenes en blanco y negro de alta resolución para la identificación de la matrícula, y seis imágenes a color, tres antes y tres después de sobrepasar la línea de detención ante el semáforo. De forma complementaria, también se genera un video con la secuencia de la infracción.

 

Hasta el 1 de junio, el sistema ha estado instalado en la calle Manzana y en la plaza de Colón, ubicándose de forma inmediata en la avenida de Zamora (sentido de circulación hacia el paseo de Zorrilla) en su intersección con el camino Viejo de Simancas.

 

El objetivo principal de la instalación y reubicación del Foto-Rojo móvil no es controlar de manera específica un punto concreto, sino concienciar de la necesidad de respetar las luces semafóricas en todos los puntos de la ciudad.

 

Tras un periodo  instalado en la avenida de Zamora, se realizarán los ajustes necesarios para reubicarlo en un nuevo punto, previsiblemente en la ronda norte (VA-20) en sus intersección con la avenida de Santander o el camino del Cementerio.