Caja España-Duero admite la posibilidad de permutar suelo por viviendas en riesgo de desahucios

Manuel Saravia, concejal de Urbanismo, Vivienda e Infraestucturas del Ayuntamiento de Valladolid.

Reunión entre el concejal de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, y el director territorial de la entidad financiera, Eduardo López Enríquez. 

En este encuentro se han abordado diversos asuntos relacionados con la vivienda y en la que el edil ha planteado la propuesta de permutar suelo de titularidad municipal por viviendas en las que residan personas en riesgo de desahucio.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes municipales han explicado que en la reunión, que ha tenido una duración de 45 minutos, se ha tratado también la situación de las ejecuciones hipotecarias en las que ha participado la entidad y el convenio acordado por el que la entidad cederá al Ayuntamiento una veintena de viviendas que serán incluidas en el programa de alquiler social.

 

El concejal Manuel Saravia ha planteado la posibilidad de efectuar una permuta de suelo municipal por viviendas de propiedad del banco, que hayan sido objeto de ejecución hipotecaria y en ellas residan en precario las familias afectadas. Tras la permuta, el Ayuntamiento las incorporaría al parque municipal de viviendas y establecería en ellas un alquiler social, de manera que continuarían viviendo las familias que hasta entonces residían en ellas.

 

Según el concejal, el representante de la entidad financiera ha considerado "puede tener interés", por lo que será estudiada; mientras que se ha comprometido a desarrollarla desde el equipo de Gobierno.

 

Sobre la situación de las ejecuciones hipotecarias en que ha participado la entidad financiera en los últimos meses, el representante de Caja España-Duero ha explicado que se ha actuado judicialmente en varias decenas de casos en el último año, pero que en ningún caso se ha producido ninguna expulsión de la vivienda habitual de las familias que residían en ellos.

 

También se ha analizado la situación del convenio previsto entre el Ayuntamiento y esta entidad, que se anunció en enero pasado pero que hasta la fecha no se ha llegado a firmar. Después de evaluar, por parte de los servicios municipales, las condiciones de las 20 viviendas previstas, y comprobar su adecuación a los términos del convenio de 16 de ellas (en otras tres faltan las llaves y una más está ocupada, por lo que se sustituirán por otras), se podrá firmar, presumiblemente en las próximas semanas.