Caen un 7,4 por ciento las ventas del comercio minorista en Castilla y León con un descenso del empleo del 2,6

Las ventas del comercio al por menor bajaron en marzo un 7,4 por ciento en Castilla y León en relación al mismo mes de 2012, lo que representa un descenso un punto inferior al del resto del país, donde cayeron un 8,4 por ciento.

En lo que va de año las ventas del comercio al por menor han caído un 7,8 por ciento en Castilla y León, por encima de la media del resto del país (-7,0 por ciento).


Descontando las estaciones de servicio, las ventas del comercio minorista han bajado un 7,9 por ciento en Castilla y León, menos que en el resto del país (-8,4 por ciento), con una evolución en lo que va de año del -7,4 por ciento (-6,9 por ciento en España).

Por su parte, el empleo cayó un 2,6 por ciento en marzo en Castilla y León, frente a una bajada del 2,1 por ciento en el resto del país. En comparación con mes anterior el descenso fue del 0,2 por ciento, mientras que en el conjunto del país no ha habido variaciones porcentuales.

Sin contar las estaciones de servicio, el empleo del comercio minorista cayó un 0,2 por ciento en marzo (sin variaciones en España) y un 2,6 por ciento en términos interanuales (-2 por ciento en el resto del país).

DATOS NACIONALES

Las ventas del comercio al por menor retrocedieron un 10,9% en marzo en comparación con el mismo mes de 2012, ampliando en cinco décimas la caída interanual que registraron en febrero (-10,4%), con lo que ya encadenan 33 meses de descensos interanuales consecutivos, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística.

Eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista bajó un 8,9% en el tercer mes del año, frente al descenso del 7,7% experimentado en febrero.

Por modos de distribución, todos ellos redujeron sus ventas en marzo, especialmente las empresas unilocalizadas, donde disminuyeron un 14,1%. En las grandes superficies las ventas bajaron un 9,9% en tasa interanual, mientras que en las pequeñas cadenas el descenso de las ventas fue del 12,7% y en las grandes cadenas, del 6,9%.