Cae una red que estafaba a ancianos con revisiones de gas que cobraban un 1.000% más caras

Tercera Edad

Detenidas 23 personas pertenecientes a un conglomerado de 17 empresas que de forma coordinada coaccionaban y hurtaban a los mayores.

La Policía Nacional ha desarticulado en Málaga una red que estafaba a ancianos con revisiones de gas innecesarias y por las que, además, cobraban hasta un 1.000 por ciento más caras que el precio de mercado. Así, han sido detenidas 23 personas que formaban parte de un conglomerado de 17 empresas que actuaba de forma coordinada para coaccionar, estafar y hurtar a los mayores.


Según ha informado la Policía Nacional, las investigaciones comenzaron a mediados de 2013, cuando varias personas de avanzada edad denunciaron en varias comisarías de Policía Nacional haber sido víctimas de estafa y coacciones. Los presuntos autores serían operarios de empresas de mantenimiento de instalaciones de gas butano, que se aprovechaban de la situación personal de las víctimas.

Así, el fraude consistía en cobrarles hasta un 1.000 por ciento más que el precio de mercado, además por una revisión de la instalación del gas butano que en la mayoría de los casos era innecesaria.

En una ocasión, han precisado en un comunicado, los operarios de la empresa le cobraron a la víctima, una mujer de 84 años, por una revisión que no necesitaba ya que se la habían renovado tres meses antes. Una vez cobrado el trabajo volvieron a visitar la casa de la misma víctima con la excusa de terminar de cumplimentar el documento del trabajo realizado.

Mientras la mujer rellenaba sus datos, uno de los operarios le pidió entrar al baño para comprobar que funcionaba el agua caliente y que la revisión estaba en perfecto estado. El individuo aprovechó para sustraerle a la anciana joyas, una caja de caudales con dinero efectivo en su interior y la libreta bancaria.

La investigación ha culminado con el arresto de 23 personas como presuntas autoras de delitos de estafa, coacciones, hurto y receptación. Los arrestados pertenecían a una red de 17 empresas perfectamente coordinada y organizada.

Los agentes de la Policía Nacional han contado con la colaboración de la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía, la Delegación de Consumo y la Consejería de Industria, Energía e Innovación de la Junta de Andalucía.

PLAN DE SEGURIDAD PARA MAYORES

La Policía Nacional cuenta con el Plan Mayor de Seguridad con el que trata de fomentar la confianza de estas personas en las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, desarrollar conductas proactivas para la denuncia de las situaciones y delitos de los que puedan ser víctimas, así como de asesorarles en la adopción de medidas preventivas para evitar que sean víctimas de estos hechos delictivos.

Así, se desarrollan charlas informativas en centros de día, residencias, asociaciones y organismos públicos y privados, dirigidas a las personas mayores sobre los riesgos que constituyen una mayor amenaza para su seguridad, incidiendo en los delitos más frecuentes.

En lo que va de año se han impartido un total de 611 charlas informativas a mayores, a las que han asistido más de 23.500 personas; lo que supone un aumento de más del 8,3 por ciento respecto al mismo periodo del año 2013.

Entre enero y octubre se han mantenido 1.019 reuniones con centros, asociaciones de mayores, organismos e instituciones públicas y privadas relacionadas con los mayores, para tratar a aquellas cuestiones de seguridad que más afectan a este colectivo, prestándole la asistencia y apoyo necesario.

La Policía Nacional recomienda a la ciudadanía en general, y especialmente a los mayores, que nunca abran ni dejen entrar a extraños en sus hogares. Así, animan a desconfiar "siempre" de quien llame a su puerta ofreciéndole cualquier producto, solicitando información para cualquier organismo público, asociación u otro pretexto.

Advierten también de que se tenga cuidado con los servicios técnicos que no hayan sido solicitados por el mayor o alguien de su familia, exigiendo siempre acreditación a los representantes de servicios técnicos (gas, luz, agua, reparaciones, cobros, etcétera) y instan a confirmarla por teléfono.

En la vía pública, los mayores no deben llevar encima grandes cantidades de dinero y efectos de valor; es aconsejable caminar por la parte interior de la calzada y con el bolso en el brazo que da a la pared para evitar tirones efectuados desde vehículos o motocicletas. Si se van a efectuar reintegros de dinero en cajeros automáticos o entidades bancarias, se recomienda que algún familiar o persona de confianza acompañe al mayor.