Cae una banda que estafaba a numerosas empresas mediante el 'timo del Nazareno'

Operación Alpechín desarrollada por la Guardia Civil

La Guardia Civil ha esclarecido 126 hechos delictivos en 38 provincias españolas, entre ellas Burgos, León, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora.

La Guardia Civil, en el marco de la 'operación Alpechín', ha detenido a 35 personas y ha imputado a otras 15, que realizaban estafas a comerciantes mediante el 'timo del Nazareno'.

 

Los estafadores simulaban ser empresarios en un sector determinado y realizaban pequeños pedidos que pagaban de forma puntual con el fin de ganarse la confianza del proveedor. Una vez obtenida esta amistad, realizaban un pedido superior que nunca llegaban a abonar. Después lo ponían a la venta a un precio inferior al de mercado a través de empresas receptoras.


Las condiciones de pago que estipulaban eran de 30, 60 ó 90 días con el fin de disponer de tiempo suficiente para estafar al mayor número de empresas posibles y vender la mercancía luego a menor coste a las empresas receptoras, sin abonar cantidad alguna a quien se lo había vendido.

Mediante este método, los estafadores habrían obtenido ganancias por encima de los dos millones de euros, si bien el total defraudado está aún por determinar, según ha indicado la Benemérita, que además asegura que la operación no está cerrada y por ello no se descarta que haya más detenciones.

A los detenidos en la 'operación Alpechín' se les imputa los delitos de estafa, blanqueo de capitales, receptación, delitos societarios, falsificación de documentos y pertenencia a banda criminal, entre otros, según ha precisado la Guardia Civil en un comunicado.

Los detenidos, fueron puestos inicialmente a disposición del Juzgado de Instrucción número Uno de Tarancón (Cuenca), pero posteriormente se ha hecho cargo de las mismas la Audiencia Nacional. Por otro lado, la mercancía recuperada ha sido devuelta a las empresas estafadas.

DOCUMENTACIÓN INTERVENIDA

Con este operativo se han esclarecido un total de 126 hechos delictivos que han afectado a empresas de 38 provincias de casi todas las comunidades autónomas. Además, han intervenido abundante documentación, equipos informáticos, teléfonos móviles, un vehículo, vinos, licores, embutidos y aceites.

Las investigaciones se iniciaron después de que la Guardia Civil se percatara de la comisión de un delito de estafa y falsedad documental cuyo origen se centraba en una empresa ubicada en La Puebla de Almenara (Cuenca).

Tras las primeras investigaciones, los agentes localizaron a una organización que estaba "perfectamente estructurada y jerarquizada". Utilizaba empresas "pantalla" al frente de la cual ponían a un testaferro como administrador a cambio de una compensación económica, ya que los jefes de la organización eran terceras personas. Durante la operación se han investigado un total de 25 empresas "pantalla".

CABECILLAS

Una vez que se tuvo conocimiento de quiénes estaban al frente de la organización y de dónde se recepcionaba parte de la mercancía, se detuvo a uno de los cabecillas de la organización y a dos de las personas receptoras. Asimismo se practicaron un total de nueve registros en Santa Pola (Alicante), Ciempozuelos (Madrid) y en Talavera de la Reina (Toledo).

Posteriormente, fueron detenidos 32 integrantes de la red y se imputó a otros 15 en las provincias de A Coruña, Alicante, Badajoz, Burgos, Córdoba, Madrid, Murcia, Navarra, Sevilla, Toledo y Valencia.

Los timadores han estafado a empresas de las provincias de A Coruña, Álava, Albacete, Alicante, Badajoz, Barcelona, Burgos, Cantabria, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Granada, Guipúzcoa, Huelva, Jaén, La Rioja, León, Lleida, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Ourense, Palencia, Pontevedra, Salamanca, Segovia, Sevilla, Tarragona, Tenerife, Teruel, Toledo, Valencia, Valladolid, Zamora, Zaragoza.

De hecho, fuentes de la investigación han indicado que, en concreto, en Galicia ha sido detenida una persona en la provincia de A Coruña, donde han estafado a cuatro empresas; a las que se suman otra en la de Ourense, tres en la de Lugo y tres en la de Pontevedra.

En la operación han intervenido agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Cuenca, UOPJ de Murcia, de los Equipos territoriales de Policía Judicial de Tarancón, Talavera de la Reina (Toledo), Santa Pola (Alicante) y Unidad de Seguridad Ciudadana de Villamayor de Santiago.