Cada partido recibe 21.167,64 euros por escaño en Cortes, casi 500 euros menos que en 2011

El león del Congreso

El Estado subvencionará con 21.167,64 euros cada escaño del Congreso y del Senado que los partidos políticos obtengan en las elecciones generales de este domingo, lo que supone 465,69 euros menos que en los anteriores comicios generales.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el pasado 31 de octubre la orden por la que se fijan las cantidades de las subvenciones a los gastos originados por actividades electorales para estos comicios.

La cantidad que este año se pagará por cada escaño en el Congreso y el Senado se corresponde con la subvención que se concedió en las elecciones parlamentarias de 2008, 21.167,64 euros.

Por otra parte, se subvencionará con 81 céntimos de euro cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso, siempre que al menos uno de sus miembros obtenga escaño de diputado. En el caso de la Cámara Alta, la subvención será de 32 céntimos por cada uno de los votos obtenidos por cada candidato que obtenga escaño de senador.

En las anteriores elecciones generales, la subvención fue de 83 céntimos por voto obtenido por cada lista al Congreso y 33 céntimos por voto a cada candidatura al Senado.

A efectos del abono de subvenciones, el límite de los gastos electorales será el equivalente a multiplicar por 37 céntimos el número de habitantes correspondiente a las poblaciones de derecho de las circunscripciones donde presente sus candidaturas el partido. En las elecciones generales de 2011, ese límite de gasto se estableció en 33 céntimos por habitante.

SUBVENCIÓN AL 'MAILING', SI SE LOGRA GRUPO

Por otra parte, para sufragar los gastos electorales originados por el envío directo y personal a los electoral de sobre y papeletas o de propaganda y publicidad electoral, el Estado abonará al partido 18 céntimos por elector en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso y al Senado.

Eso sí, sólo se accede al cobro de esa subvención si se consiguen en las urnas el número de votos preciso para constituir grupo parlamentario propio.

En las elecciones generales de noviembre de 2011 se pagó una subvención mayor, concretamente 22 céntimos por elector.