Cabezón solicitará el 1% Cultural al ministerio para la restauración de Palazuelos tras la redacción del Plan Director

El alcalde de Cabezón de Pisuerga, Víctor Coloma, quiere dar un uso cultural a este histórico edificio monacal que cumple 800 años, pero antes es necesario este plan que se convertirá "en la hoja de ruta" para acomter cualquier actuación.

El alcalde de la localidad de Cabezón, Víctor Coloma, ha confirmado que acudirán al Ministerio de Fomento para solicitar el 1% Cultural para acometer la restauración del monasterio de Santa María de Palazuelos que se quiere destinar a todo tipo de actos culturales.

 

No obstante, el regidor municipal ha insistido que lo primero es la elaboración de un Plan Director para poder acudir a diversas instituciones como el citado ministerio o la propia consejería de Fomento para solicitar fondos y acometer la necesaria restauración de este monasterio cisterciense, que cumple 800 años, y que Coloma ha definido como “joya histórica” o “imán” para aquellos que lo visitan. “Nuestro deber es mantenerlo, conservarlo y legarlo a futuras generaciones en mejor estado”.

 

Precisamente, el diputado Alejandro García ha asistido a la presentación del equipo de expertos que acometerá este plan director, definido por el alcalde de Cabezón, como “la hoja de ruta” que habrá que seguir para acometer cualquier obra en el edificio histórico, del que solo se conserva la iglesia cisterciense, Bien de Interés Cultural desde 1931.

 

Víctor Coloma narró el devenir histórico de la iglesia monacal “abandonada a su suerte” en los últimos años y “víctima de expolios, vandalismo y goteras”. El regidor de Cabezón indica que el Ayuntamiento y un grupo de colaboradores, tras la cesión por parte del arzobispado en marzo de 2012, comenzó la limpieza interior del edificio así como su entorno, y otras labores como cerramiento de ventanas; además de la organización de algunas actividades culturales.

 

Precisamente éste, el cultural, es el objetivo que persigue la puesta en valor del monumento que, no obstante, necesita acometer obras de urgencia como la del ruinoso estado del coro, que permanece apuntalado. Coloma además cree que sería necesaria la intervención en unos sarcófagos y en unas originales pinturas, realizadas con una técnica singular.

 

La primera parte de la redacción del Plan Director estará acabada a finales de año. Para ello se cuenta con profesionales como los arquitectos Ángel Rodríguez y Juan Alberto Martínez, coordinadores del proyecto; los arqueólogos Ana Martínez y Arturo Balado; el fotógrafo Justino Díez, el topógrafo Fernando Muñoz, la restauradora Natalia Martínez de Pisón o el historiador Javier Burrieza, entre muchos otros. El alcalde de Cabezón reiteró que la redacción del plan “no costará ni un euro al Ayuntamiento ni a los vecinos”.

 

El Plan consta de tres fases una primera de levantamiento y descripción física, una segunda de documentación y diagnóstico y la última con propuestas de actuación. Juan Alberto Martínez, arquitecto redactor, explica que estas propuestas son “muy concretas”  y se dividen en diferentes perspectivas: “de investigación y documentación, de consolidación y restauración, de posibles ampliaciones, de usos, de gestión, de difusión, realizando un completo plan de financiación y viabilidad para las propuestas planteadas”.

 

Por su parte, el profesor Javier Burrieza justificó la importancia histórica de este monasterio, que este año cumple sus ocho siglos de existencia, que de la mano de los monjes cirtesciense cambiaron la advocación primitiva de San Andrés a la de Santa María, por su influencia mariana.