Burgos y Valladolid sufre "un ligero repunte" en índices de delincuencia, según el nuevo Jefe Superior de Policía

Manuel Peña Echeverría y la alcaldesa de Zamora.

El nuevo jefe superior de Policía de Castilla y León, el zamorano Manuel Peña Echeverría, ha asegurado que la Comunidad Autónoma se encuentra en las mismas cifras de delincuencia y criminalidad de años anteriores, salvo por el "ligero repunte" experimentado en Valladolid y Burgos.

Peña Echeverría ha asegurado que son cifras, en general, aceptables y que se encuentran por debajo de la media nacional, e incluso con mejores datos en siete de las nueve provincias de Castilla y León.

El jefe superior de Policía de Castilla y León ha reconocido que la máxima preocupación y el delito más grave en la región, salvo por el reciente asesinato de una mujer en Medina del Campo a manos de su expareja, son los robos en viviendas, no solo por el aspecto material, sino por el impacto que tiene en las personas que residen en los domicilio que sufren robos.

Manuel Peña Echeverría ha hecho estas declaraciones en Zamora donde este martes se celebra la reunión de coordinación mensual con comisarios jefe de todas las provincias.

El objetivo de estos encuentros es el de mejorar la coordinación en las actuaciones entre las provincias y la calidad del servicio de cara a los ciudadanos.

Durante su estancia ha mantenido una reunión con la subdelegada de Gobierno en Zamora, Clara San Damián, y ha visitado a la alcaldesa de la capital, Rosa Valdeón.

CAMPAÑA TRÁFICO

Por su parte, San Damián se ha referido a la campaña que acaba de ponerse en marcha por parte de la Dirección General de Tráfico, una iniciativa que espera sirva para concienciar a los conductores y mejorar los datos que se están registrando en las carreteras de Zamora en 2014.

Hasta el momento, en las vías zamoranas se han producido accidentes con resultado de siete víctimas mortales, además de un atropello, lo que supone que en tres meses haya habido más fallecidos que en todo 2013.