Bruselas dirá hoy si da más tiempo a España para corregir el déficit excesivo

El Gobierno espera una prórroga de al menos un año

La Comisión Europea dirá este viernes si relaja los objetivos de reducción del déficit para España y le da más tiempo para situarlo por debajo del umbral del 3% del PIB. La decisión se tomará a partir de sus previsiones económicas de invierno, que se publican este viernes y que contendrán las últimas estimaciones de crecimiento, paro y déficit para este año y 2014.

 

   El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, confirmó el pasado martes que "si el crecimiento se deteriora de forma inesperada, un país puede recibir más tiempo para corregir su déficit excesivo, siempre que haya cumplido el esfuerzo fiscal estructural acordado y haga las reformas estructurales necesarias para apuntalar su crecimiento y sostenibilidad a medio plazo", aunque no quiso pronunciarse sobre el caso de España y se remitió a este viernes.

 

   El Gobierno espera una prórroga de al menos un año, que beneficiaría también a otros países donde han empeorado las perspectivas de crecimiento, según han dado a entender el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo. "No arriesgaría a decir que no nos van a dar más tiempo", ha dicho Guindos.

 

   España se comprometió el pasado julio con la UE a reducir su déficit al 6,3% del PIB en 2012, al 4,5% este año y al 2,8% en 2014. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho durante el debate del estado de la Nación, que la cifra final de 2012 estará por debajo del 7% -sin contar las ayudas a la banca-, en línea con lo que pronosticó Bruselas en noviembre.

 

   España también incumplirá sus metas este año (se quedará en el 6%) y en 2014 (con un déficit del 6,4%), según las anteriores previsiones económicas la Comisión de noviembre. La economía española se contraerá un 1,4% este año y apenas crecerá un 0,8% el que viene, mientras que el paro llegará de media al 26,6% y al 26,1%, de acuerdo con estas cifras.

 

   Las nuevas previsiones de invierno del Ejecutivo comunitario serán casi idénticas a las de otoño para España en cuanto a crecimiento y peores para la mayoría de Estados miembros, según han informado fuentes comunitarias. El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en enero para España un retroceso del 1,5% este año y un crecimiento del 0,8% en 2014. Y el servicio de estudios del BBVA ha mejorado estas cifras (-1,1% en 2013 y 1,1% en 2014).

 

MÁS TIEMPO SUPEDITADO A MÁS REFORMAS

   España cumple a priori las dos condiciones que pone Rehn para relajar el déficit. En primer lugar, ha realizado el esfuerzo fiscal acordado para 2012 y 2013, según el análisis de Bruselas, y por eso el vicepresidente ha dejado claro que el Gobierno de Mariano Rajoy no debe tomar más medidas de ajuste para este año. Además, cuando se fijaron los objetivos, la Comisión esperaba que la economía española retrocediera sólo un 0,3% este año y no un 1,4%.

 

   Al igual que ya ocurrió el año pasado, el Ejecutivo comunitario podría supeditar la concesión de una nueva prórroga a que el Gobierno presente un plan de reducción del déficit para 2014 y 2015. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ya pidió el 12 de febrero en Madrid un plan fiscal a medio plazo con información detallada de cuáles van a ser los recortes en materia de gasto y los posibles aumentos de impuestos, para mantener la confianza y el acceso a los mercados financieros.

 

   En todo caso, el vicepresidente de la Comisión ha insistido en los últimos días en que es imprescindible proseguir con la consolidación fiscal y las reformas estructurales para consolidar la confianza. Rehn se ha enfrentado incluso al Fondo Monetario Internacional (FMI), que le reclama más flexibilidad para no agravar la recesión.