Bruselas cree que las negociaciones para la nueva PAC "avanzan bien" y pide acordar puntos sensibles en mayo

El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha asegurado este lunes que las negociaciones con los gobiernos europeos y la Eurocámara para reformar la Política Agraria Común (PAC) "avanzan bien", pero ha pedido se cierren los elementos más "sensibles" de la reforma ya en el mes de mayo para que sea posible cumplir con el objetivo de un acuerdo político en el mes de junio.


LUXEMBURGO, 22 (EUROPA PRESS)



Los ministros de Agricultura de la UE se reúnen en Luxemburgo en el que es su primer encuentro tras el inicio formal de las negociaciones entre Consejo, Comisión y Parlamento Europeo, los llamados 'trílogos', con el objetivo de hacer balance de los progresos logrados en estos primeros contactos.

"Las cosas avanzan bien en mi opinión", ha declarado Ciolos a la prensa a su llegada a la reunión, en donde transmitirá a los ministros que "si queremos mantener la ambición de cerrar un acuerdo político en junio hay que avanzar en elementos de compromiso". "Creo que esto es posible", ha insistido, en referencia la calendario planteado

De la cita de este lunes no se esperan "decisiones", sino una evaluación del estado de las negociaciones, según han recalcado a la prensa tanto el comisario como el ministro de Agricultura irlandés, Simon Coveney, cuyo país ejerce este semestre la presidencia de turno de la UE y coordina los 'trílogos'.

Coveney se ha mostrado confiado en que sea posible el acuerdo entre las instituciones "a finales" de junio, pero ha advertido de que para ello es necesario dar un "impulso" a los trabajos que, en su opinión, ya "marchan bien".

Aunque no habrá "discusiones profundas" sobre la reforma en la reunión de Luxemburgo, Ciolos espera que los ministros den a sus representante en el comité especial de agricultura de la UE para que "en las próximas semanas" se puedan cerrar "algunos compromisos sobre ciertos temas sensibles" que continúan abiertos.

Para el comisario sigue siendo "muy importante", según ha explicado él mismo a la prensa, que tanto el plan de apoyo para jóvenes agricultores como el régimen simplificado para pequeños productores sean de aplicación "a escala europea", es decir, obligatorio en todos los países de la UE y no de carácter voluntario como piden algunos Estados miembros.

También insiste Ciolos en la necesidad de que la llamada "convergencia interna" --por la que pretende que todos los agricultores dentro de un mismo país reciban el mismo pago base de ayudas de la PAC, con independencia de su región o sector-- tenga un nivel de ambición mínimo "claramente fijado".

Países como España piden flexibilidad para limitar esta convergencia porque cree que perjudicaría a su agricultura por no poder adaptar las ayudas a la diversidad que exige el campo español.

Sobre el 'pago verde' o 'reverdecimiento', que condicionará el 30 % de las ayudas directas a determinados esfuerzos ecológicos por parte de los agricultores, Ciolos ha dicho que siguen abiertas las "equivalencias" a las medidas específicas que defiende Bruselas. También ha recalcado la necesidad de "eliminar" la posibilidad de "doble financiación", por la que un mismo productor recibiría ayudas del primer y del segundo pilar por una misma práctica medioambientalmente beneficiosa para el campo.